Fagor negocia "a contrarreloj" su salvación con competidores y fondos de inversión

Fagor Electrodomésticos "trabaja a contrarreloj" y mantiene "conversaciones" con competidores y fondos de inversión para lograr la financiación que necesita, aunque reconoce que es "muy difícil" y que, si las circunstancias no cambian, presentará el concurso de acreedores en siete o diez días. Fuentes de la cooperativa vasca aseguraron ayer que es "muy difícil" que se consiga la financiación necesaria en un plazo tan corto de tiempo, ya que la empresa "no puede seguir así muchos más días, con todas las plantas paradas".

Por este motivo, la firma vasca reconoce que está abocada a solicitar el concurso de acreedores en siete o diez días si no consigue los 170 millones que necesita de manera apremiante y que la Corporación Mondragón ha dejado claro que, en esta ocasión, no le inyectará al entender que su proyecto empresarial no es viable.

Fagor Electrodomésticos continúa a día de hoy en preconcurso de acreedores, aunque la casi remota posibilidad de que consiga 170 millones en pocos días, cuando acumula una deuda de más de 800 millones, hace temer lo peor sobre el futuro de una compañía, que cuenta con 5.600 empleados en el mundo, de ellos 2.000 en Euskadi.

La prioridad de las instituciones vascas consiste ahora en buscar salidas para paliar la destrucción de puestos de trabajos, tarea en la que también está comprometida la Corporación Mondragón (MCC). De hecho, mañana representantes del Gobierno Vasco, la Diputación Foral y los ayuntamientos de la zona mantendrán una reunión con dirigentes de MCC en Arrasate (Guipúzcoa), sede de la cooperativa y de todo el grupo Mondragón, para tratar de minimizar los efectos de una crisis, que supone un mazazo para toda la economía vasca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios