La Fiscalía investiga las coacciones de los piquetes a los camioneros

  • El mensaje de "tolerancia cero" y la escolta policial a casi 14.000 transportistas devuelven la normalidad a las carreteras · Algunas asociaciones incluso se desmarcan del paro

La Fiscalía se ha personado en las investigaciones abiertas en los juzgados por los casos más graves de violencia cometidos por los piquetes durante la huelga de transportes y actuará en todos en los que perciba coacciones que alteren el derecho a no secundar los paros. El Ministerio Público indaga, por ejemplo, los hechos que rodearon el incendio de cinco camiones la noche del jueves al viernes en el polígono La Granadina de San Isidro (Alicante), en el que resulto gravemetne herido un camionero, así como las responsabilidades penales por la muerte del miembro del piquete en Mercagranada.

Tras el Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, María Teresa Fernández de la Vega, subrayó que la Fiscalía "tiene la obligación de investigar cualquier hecho delictivo" porque, recordó, los piquetes y las coacciones en un cierre patronal legal, como es el caso, están contenidas en el Código Penal. El Ejecutivo, a su juicio, "ha actuado desde el primer momento para garantizar los derechos de todos los ciudadanos a trabajar, el derecho a la seguridad y al abastecimiento".

Pese a que los convocantes de la manifestación aún no han suscrito el acuerdo con Fomento, la normalidad presidió ayer las carreteras tras tensos días de protesta. En los últimas cinco jornadas ha habido más de 118 detenciones, actuaciones de la Fiscalía, "alguna condena", imposición de sanciones y unas 20.000 actuaciones de las Fuerzas de Seguridad del Estado, incluyendo funciones de acompañamiento a 13.795 transportistas.

Sea por la presión policial, por la "tolerancia cero" reiterada desde La Moncloa o porque el conflicto tiene visos de solucionarse, la jornada de ayer, la quinta desde que comenzaron las movilizaciones, estuvo presidida por la ausencia de incidentes destacables. Salvo casos aislados en Cataluña, donde volvieron a sucederse los atascos por las marchas a muy lenta velocidad de los camioneros, la normalidad volvió a la mayoría de los accesos a las ciudades, escenario esta semana de retenciones y protestas.

En Andalucía también se recobró la normalidad, sobre todo en puertos como los de Algeciras y Cádiz, donde los camiones fueron escoltados por las Fuerzas de Seguridad. En Jaén, la dirección de Santana Motor negó que se haya paralizado la actividad, aunque reconoció retrasos. Sí se registraron incidentes en El Ejido, donde 2.000 agricultores cortaron la Autovía del Mediterráneo.

Pese a todo, las consecuencias de los paros y el desabastecimiento que han provocado en supermercados y gasolineras aún no han sido plenamente solventados. Interior defiende que durante este fin de semana se levantarán las restricciones habituales para la circulación de transportes especiales y de vehículos pesados con el objetivo de "conseguir la normalización" del tráfico y del abastecimiento. Además, la Plataforma para la Defensa del Transporte ha decidido llevar a cabo servicios mínimos puntuales, pese a que mantiene su convocatoria de paro indefinido. Se aplicarán a casos de necesidad estricta, como la recogida de leche, el traslado de animales muertos, el suministro de pienso a las granjas y el abastecimiento de medicinas. E incluye incluso el de combustible.

La Federación Nacional de Asociaciones de Transportistas de España (Fenadismer) decidió en la noche del jueves no desconvocar el paro indefinido y acudir ayer a Bruselas para presentar ante la Comisión Europea un documento reivindicativo. Sin embargo, la Asociación de Transportes Discrecionales de La Rioja (Atradis) sí ha dado marcha atrás y levanta la protesta, pese a pertenecer a Fenadismer.

Uno de los síntomas del regreso a la normalidad es que en Mercabarna, el mercado mayorista del área metropolitana de Barcelona, los compradores acudieron ayer en masa a proveerse de productos aprovechando la ausencia de piquetes en los accesos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios