Fomento asume por Real Decreto la organización de los controladores

  • AENA vuelve a asumir la capacidad de gestión y control del tráfico aéreo, que desde 1999 estaba en manos de los controladores. Blanco justifica la medida por razones de efectividad.

Comentarios 70

El Gobierno ha aprobado un real decreto por el que AENA vuelve a asumir la capacidad de gestión y control del tráfico aéreo, que desde 1999 estaba en manos de los controladores aéreos. Además, el real decreto liberaliza el servicio del control del tráfico aéreo de España que a partir de ahora podrán desempeñar nuevos proveedores. Esta decisión, adoptada a propuesta del ministro de Fomento, Jose Blanco, se debe a la imposibilidad que tiene en estos momentos AENA de garantizar la prestación de los servicios que dan los controladores aéreos en España.

A través del decreto, publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), para que entre en vigor con fecha de 5 de febrero, se permite la llegada de controladores de cualquier país europeo que tengan la licencia oportuna. Con este decreto, AENA vuelve a disponer de la posibilidad de disponer los planes de trabajo que deben llevarse a cabo en los aeropuertos españoles, algo que hasta ahora se encontraba en manos de los controladores. La nueva disposición acorta las horas de trabajo extras que se mantenían en el convenio firmado con los controladores en 1999 y que eran de 600 anuales, y pasan a ser de 80 anuales, con lo que la jornada anual efectiva pasa de las 1.200 horas anteriores a las 1.750 horas.

Con estas medidas aprobadas, el presidente de AENA, Juan Lema, indicó en rueda de prensa que se quiere evitar que se produzcan situaciones que consideran "de secuestro de los derechos de los pasajeros". La liberalización de los servicios de proveedores civiles cualificados se irá llevando a cabo paulatinamente y en función de las necesidades que se tenga en las torres de control de los aeropuertos oportunos, añadió Lema, quien dijo que "la primera acción puede llevarse a cabo antes de que finalice el presente año".

El subsecretario del Ministerio de Fomento, Jesús Miranda, que asistió también a la rueda de prensa, indicó que el decreto regula las prestaciones del servicio del tránsito aéreo en España y que fija las formas que deben tener las condiciones laborales con los proveedores de servicios. Con esta decisión, se pretende, a juicio de Miranda, ganar en eficiencia y flexibilidad, y conseguir una rebaja de al menos un 15 por ciento en las tasas de navegación que se están pagando en España.

Respecto al salario de los controladores, que actualmente según Fomento se encuentran en una media anual de 350.000 euros anuales, con la nueva reorganización del trabajo se pasa a situar en los 200.000 euros anuales. Esta cifra se encuentra, según el presidente de AENA, por encima de la media europea, y puso de ejemplo el que cobran los controladores franceses, 110.000 euros anuales, los alemanes, 158.000 euros, y los británicos, 70.000 euros. Asimismo, ambos representantes de Fomento indicaron que han convocado a los representantes sindicales de los controladores para explicarles el contenido del decreto ley, y abrir un nuevo diálogo para poder negociar un nuevo convenio.

Blanco justifica la medida por razones de efectividad

El ministro de Fomento, José Blanco, justificó la aprobación del Real Decreto Ley aprobado para regularizar la situación del control de navegación aérea por razones de "efectividad" y para que los "costes sean asumibles". Blanco indicó que estas circunstancias no estaban garantizadas en este momento y añadió que ante la falta de acuerdo con los controladores aéreos para la firma de un nuevo acuerdo se ha tenido que adoptar una decisión que resuelva el conflicto.

El ministro dejó claro en su intervención posterior al Consejo de Ministros que se ha intentado alcanzar un acuerdo a través de más de 65 reuniones, pero que los controladores han presentado unas propuestas que han agravado la situación. Blanco destacó entre esas propuestas las de un aumento de los salarios, que no son "tolerables", porque una empresa pública no puede pagar sueldos millonarios, cuando "se está pidiendo a los españoles austeridad". El ministro ofreció como ejemplo la cifra de que, si se hubiesen aceptado las exigencias de los controladores en 2012, los salarios de éstos (una media de 350.000 euros al año) subirían prácticamente un 70 por ciento, algo que "España no puede permitirse".

El decreto aborda, a juicio de Blanco, tres problemas, que van desde el coste económico hasta la organización del trabajo que hasta ahora estaba en manos de los controladores y que retoma Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA). Blanco destacó que "no podemos pagar por un servicio público, un coste que es el doble de lo que cuesta en Europa", algo que para él es "incompatible" con el sentido más elemental de la prudencia retributiva que debe imperar en un servicio público.

Con la entrada en vigor de la nueva norma se evita que como en la actualidad una de cada tres horas trabajadas por un controlador se consideren extras y se pague el triple que una normal. Hasta la entrada en vigor del decreto ley, los controladores trabajaban del orden de 600 horas extraordinarias anuales y ahora se van a quedar en 80. También se consigue, y es considerado como "muy importante", que AENA vuelve a ser dueña de la organización de trabajo de sus empleados (controladores), que hasta ahora se regía por el convenio que finalizó en 2004.

Otra acción destacada por el ministro es liberalizar el servicio del control aéreo, de forma que puedan trabajar en las torres de control de los aeropuertos españoles proveedores privados con la pertinente licencia europea. Para Blanco, esta reforma estructural era necesaria para garantizar la eficiencia, rebajar el coste de las tasas de navegación y favorecer la economía del país a través de un sector tan importante estratégicamente hablando como es el turístico. No obstante, Blanco dijo que se mantienen abiertas las negociaciones con los controladores y apeló a la responsabilidad de todos los implicados para encontrar una solución. También anunció que ha mantenido una serie de contactos con los diferentes portavoces de los grupos parlamentarios y que ha solicitado comparecer "lo antes posible" en el Congreso para poder explicar "en toda su extensión" el contenido del decreto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios