Foret cierra su planta de Huelva al no lograr un trato con Fertinagro

  • La filial del Grupo Térvalis asegura que las condiciones eran "inausumibles"

La actividad industrial en las instalaciones de Foret se acerca a su punto y final. Una de las fábricas más antiguas del Polo Químico anunció ayer su cierre definitivo después de romperse por tercera vez la negociación que mantenía con el Grupo Térvalis para que éste se hiciese con las instalaciones. Según ambas empresas, Fertinagro dio por finalizada la negociación al considerar "inasumibles" las condiciones planteadas para la transferencia de las instalaciones, por lo que Foret está decidida a clausurar la factoría de forma definitiva y devolver la concesión de los suelos al Puerto de Huelva.

La compañía química cesó su actividad el 31 de diciembre de 2010, fecha en la que Foret y Fertiberia dejaron de verter fosfoyeso a la marisma, tras una sentencia de la Audiencia Nacional que consideraba caducada su concesión. Fertiberia cambió su proceso de producción pero la vecina Foret anunció su cierre y.presentó un ERE para sus 141 trabajadores, de los cuales 56 fueron prejubilados y 85 quedaron en el colectivo de recolocables.

FMC ya había iniciado anteriormente conversaciones con Fertinagro (filial de Térvalis) para traspasar las instalaciones. Fertinagro quería complementar el proyecto que está tramitando para la antigua factoría de Nilefos, en la que pondrá en marcha una fábrica de fertilizantes especiales. Ambas iniciativas generarían 120 empleos, destinados preferentemente a los ex trabajadores de Nilefos y Foret.

Las conversaciones se han desarrollado durante dos años con altibajos. No obstante, según comunicó Foret en la tarde de ayer, en este caso la ruptura de la negociación parece definitiva, por lo que está dispuesta a iniciar el desmantelamiento de las instalaciones. La empresa tramita la descontaminación de suelos, para la que ya se depositó un aval de 5,5 millones de euros, aunque el coste total asciende a unos 110 millones de euros.

Estos costes han sido determinantes en la ruptura. Según Fertinagro, las condiciones ofrecidas por Foret "no garantizaban la viabilidad futura de la factoría y el mantenimiento" de los empleos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios