Francia, Alemania y el FMI mantienen la mano tendida al Gobierno de Tsipras

  • EEUU insiste en la necesidad de que se alcance un compromiso entre el Ejecutivo heleno y sus acreedores.

Comentarios 1

El presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, aseguraron este lunes que la puerta "sigue abierta" para las negociaciones con Grecia, pero que le corresponde a este país presentar una nueva propuesta aceptable para los Estados de la zona euro. En la misma línea colaboradora se ha situado el FMI, que mantiene su ayuda a Grecia si el país se lo pide.

"No queda mucho tiempo. Hay urgencia tanto para Grecia como para Europa", aseguró Hollande en una declaración conjunta con Merkel tras mantener una reunión en el Palacio del Elíseo. "La puerta sigue abierta a las discusiones, y por eso los jefes de Estado y de Gobierno de la zona euro se reúnen mañana", dijo Merkel, quien, sin embargo, destacó que las condiciones para un nuevo programa "todavía no se han reunido", por lo que tendrán que escuchar las propuestas del primer ministro griego, Alexis Tsipras. "Es urgente que tengamos propuestas precisas para poder encontrar una salida a la situación", agregó la canciller alemana.

Según fuentes del Ejecutivo griego, Tsipras informó hoy a  Merkel de que en la cumbre europea del martes presentará "la propuesta" de su gobierno. Merkel y Hollande coincidieron en que han "tomado nota" del rechazo de los griegos en el referéndum del domingo a las propuestas de los acreedores, pero recordaron que hay otros 18 países cuya opinión debe ser también tenida en cuenta. El presidente francés recordó que la intención es aprobar un programa duradero, y no un mero arreglo temporal, y dijo que el objetivo es hallar un equilibrio entre solidaridad y responsabilidad. "Europa no puede ser solo una construcción económica. Es un conjunto basado sobre valores y una concepción del mundo", agregó el presidente de Francia. Merkel enfatizó por su parte que la última propuesta presentada a Atenas era ya "muy generosa", por lo que ahora habrá que esperar a la reacción del resto de países del euro, con los cuales -dijo- "tenemos una soberanía compartida".

Por su parte, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, aseguró que el organismo financiero "se mantiene listo para ayudar a Grecia si así se lo pide". En una declaración de un sólo párrafo difundida este lunes, un día después del referéndum celebrado en Grecia, Lagarde aseguró que el organismo financiero internacional "vigila la situación estrechamente".

"El FMI ha tomado nota del referéndum celebrado ayer en Grecia. vigilamos la situación estrechamente y nos mantenemos listos para ayudar a Grecia si así nos lo pide", explica la directora del FMI en su escueta declaración. El domingo, los griegos apoyaron con una amplia mayoría el no a las condiciones que exigen los acreedores y socios europeos a cambio de un nuevo paquete de ayuda. La victoria del no pone las negociaciones de Grecia con el FMI y las autoridades europeas en una situación nueva, en la que los acreedores tienen más complicado conseguir que se apliquen las reformas que exigen y se mantiene la posibilidad de salida de Grecia de la zona euro.

Por último, el Gobierno estadounidense reiteró que "las necesidades" de la economía helena siguen siendo "las mismas" tras el referendo de Grecia del domingo, por lo que urgió a "un compromiso" entre Atenas y los acreedores internacionales para alcanzar un paquete de reformas y financiación. "El referendo ha pasado, y nuestra visión no ha cambiado. Grecia debe seguir en la zona euro (...) pero necesita un paquete de reformas y financiación, las necesidades siguen siendo las mismas", afirmó Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca, en su rueda de prensa diaria. En las primeras declaraciones del Gobierno tras la amplia victoria del No en el referendo de este domingo en Grecia frente a las recetas de austeridad propuestas por los acreedores internacionales, Earnest indicó que EEUU apunta que "es en el interés de todas las partes alcanzar un acuerdo", pero subrayó que "es un desafío particularmente europeo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios