Funcas reduce tres décimas el crecimiento en 2018 por culpa de Cataluña

  • El director, Carlos Ocaña, lo sitúa en el 2,6% y advierte del daño de un conflicto prolongado

Carlos Ocaña, con Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol, y Juan Espadas, alcalde de Sevilla. Carlos Ocaña, con Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol, y Juan Espadas, alcalde de Sevilla.

Carlos Ocaña, con Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol, y Juan Espadas, alcalde de Sevilla. / belén vargas

El director general de Funcas, Carlos Ocaña, señaló ayer que las previsiones a nivel nacional de crecimiento del PIB son del 2,6% para 2018, lo que supone tres décimas menos de lo estimado anteriormente "como consecuencia de la situación que hay en Cataluña".

Así señaló en declaraciones a los periodistas en Sevilla antes de presentar el número 153 de Papeles de Economía Española, dedicado a la economía de las ciudades'. En este sentido, apuntó que tres décimas menos es "significativo, pero es algo que si se quedara ahí no es tan importante". Ocaña ha señalado que "si todo acaba aquí y las incertidumbres desaparecieran a principios de 2018, habría un impacto concentrado en Cataluña y no sería demasiado grande para el conjunto de España". Pero, sería "distinto", a su juicio, si las incertidumbres se prolongan en el tiempo. "Las incertidumbres sostenidas son muy perjudiciales particularmente para la comunidad que plantea marcas barreras", subrayó. "El conflicto catalán tiene un impacto económico, que de momento es reducido, y creemos que seguirá siendo reducido si no llega más allá de las elecciones del 21 de diciembre", destacó Ocaña, quien además lamentó que la Agencia Europea del Medicamento no haya ido finalmente a Barcelona.

En el caso de Andalucía, ya en su intervención, Ocaña destacó el "tirón" de las exportaciones para la comunidad, a lo que se ha sumado la recuperación de sectores que en la crisis habían caído como son la construcción y el turismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios