El G7 dice que la recuperación todavía es "frágil"

  • El grupo de los países más ricos del mundo creen que las condiciones del mercado laboral no han mejorado lo suficiente, por lo que aconsejan mantener los planes de estímulo.

Los países del G-7 constataron este sábado que las perspectivas de crecimiento siguen siendo "frágiles" y que las condiciones del mercado laboral todavía no han mejorado lo suficiente, por lo que consideraron necesario mantener los planes de estímulo.

El grupo de país más ricos insistió en que en los últimos meses han comenzado a observarse "señales de una recuperación económica global y una mejora continuada en las condiciones de los mercados financieros", aunque insistió en que dada la fragilidad de la situación "no hay espacio para la autocomplacencia".

"Mantendremos nuestras medidas de estímulo hasta que la recuperación esté asegurada", afirma el comunicado emitido por el G7 (Estados Unidos, Canadá, Japón, Alemania, Reino Unido, Italia y Francia).

El Grupo dio la bienvenida al "compromiso" de China de lograr un tipo de cambio más flexible, lo que "debería de conducir a una continuada apreciación del yuan en términos efectivos y ayudar a impulsar un crecimiento global más equilibrado en China y la economía mundial".

El comentario del G7 sobre los tipos de cambio era ampliamente esperado debido a la persistente depreciación del dólar frente al euro, que preocupa a los socios europeos, ante el impacto negativo sobre los exportadores de la región.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, dijo en agosto que "no hay duda de que el euro paga la factura del ajuste entre el dólar y el yuan".

Aun así, "los Siete" evitaron pronunciarse sobre las fluctuaciones del dólar frente al euro, y mantuvieron, con la excepción del comentario sobre el yuan, el mismo mensaje sobre los tipos de cambio que en el comunicado divulgado tras su reunión del pasado mes de abril.

"La excesiva volatilidad y las fluctuaciones irregulares en los tipos de cambio tienen repercusiones adversas para la estabilidad económica y financiera", agrega el documento divulgado hoy, en línea con el texto de abril.

"Seguimos vigilando de cerca los mercados de divisas y cooperaremos según sea apropiado", añade el comunicado.

La reunión de hoy del G7 se celebró una semana después de que el G-20, que reúne a los principales países desarrollados y emergentes, lo desbancase como el principal foro económico global, lo que ha dado pie a un debate sobre el futuro de "los Siete".

Algunos, como el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, consideran que el Grupo de los Siete va "camino de la extinción".

"El G7 todavía no está muerto pero está perdiendo su relevancia", afirmó Strauss-Kahn en declaraciones a la revista Emerging Markets.

El G7 reiteró hoy en su comunicado algunos de los compromisos alcanzados la semana pasada por el G20 durante su encuentro en Pittsburgh (EEUU).

Mencionó, en ese sentido, la necesidad de poner en marcha sólidos estándares de compensación en el sector financiero, así como mejorar el funcionamiento del mercado de derivados.

Reiteró, además, su compromiso con la reforma de las instituciones financieras internacionales para "reforzar su relevancia, efectividad y legitimidad".

El G20 apoyó en Pittsburgh dar al menos un 5 por ciento más de voto a los países en desarrollo en el FMI y al menos un 3 por ciento más en el Banco Mundial.

Eso implicaría un trasvase de poder de los países que tienen un peso considerado excesivo en las instituciones dado su protagonismo actual en la economía mundial a aquellos que están infrarepresentados.

La reunión del G7 coincide con la Asamblea Anual conjunta del FMI y el Banco Mundial que se celebra en Estambul (Turquía).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios