La Generalitat defiende su gestión en Spanair pero no concreta cuánto perderá

  • La aerolínea, en concurso de acreedores, recibió 135 millones de euros del Ejecutivo catalán.

Comentarios 7

El consejero de Economía catalán, Andreu Mas-Colell, ha defendido la actuación de la Generalitat en Spanair, compañía en la que ha invertido 135,5 millones de euros, aunque no ha concretado el papel del Institut Catalá de Finances (ICF) ni el dinero que espera recuperar tras su cierre. Después de la comparecencia del consejero en el Parlamento catalán para explicar la situación de Spanair, fuentes del Departamento de Economía han explicado que el crédito directo del ICF a la compañía aérea ha sido de 9,5 millones.

En su intervención en el Parlament, Mas-Colell ha dicho que el ICF tiene "algún riesgo en el tema Spanair", pero ha precisado que no es "enorme" y está acompañado de las garantías habituales. Ha apuntado también que la inversión de la Generalitat en Spanair este año ha sido la correspondiente a la nómina de todos los trabajadores, sin más concreciones. El consejero ha defendido la responsabilidad de la Generalitat al seguir invirtiendo en Spanair y ha dicho que tan "irresponsable" hubiera sido no hacerlo en enero de 2011 como seguir haciéndolo ahora, una vez fracasada la negociación con Catar Airways.

El titular de Economía ha insistido en que hicieron "todo lo posible" por Spanair e incluso ha destacado que, sin la implicación del Gobierno catalán, la compañía, y con ella sus 4.000 empleados directos e indirectos, no se habría mantenido "viva" este año. Mas-Colell ha señalado que la Generalitat no es el accionista mayoritario de la aerolínea, pero sí el relevante, aunque ha recordado que se trata de una compañía privada.

En el recuento de inversiones realizadas en Spanair desde que CiU llegó a la Generalitat, y que ascienden a 172 millones de euros, Mas-Colell ha explicado que en enero la Generalitat inyectó 10 millones para garantizar las necesidades financieras de la empresa a la espera de cerrar el pacto con Catar. Mas-Colell, que ha comparecido en el Parlamento junto con el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder, no ha contestado a algunas preguntas de la oposición sobre cómo piensa la Generalitat recuperar su inversión. El consejero ha asegurado que el ICF "no da dinero" sino que lo presta con garantías y ha dicho que el proceso que seguirá a partir de ahora es el "normal" de un entidad financiera que no regala nada.

Durante su primera intervención, Mas Colell ha hecho un repaso a la situación financiera con la que se encontró CiU cuando llegó al Gobierno catalán en 2011. En los años 2009 y 2010, por medio de dos empresas de la Generalitat, Avancsa y Cimalsa, se hicieron inversiones por valor de 60 millones. Spanair pidió después una nueva aportación de 20 millones, de los que 9,5 millones fueron aportados por la Generalitat y el resto por el Ayuntamiento de Barcelona. En mayo, la compañía les hizo saber que necesitaba otros 56 millones, que aportó la Generalitat, además de otros 10 millones en enero de este año, para hacer frente a la prorroga pedida por Catar para continuar las negociaciones hasta el día 31 de enero. Mas Colell también ha explicado que en septiembre el Ayuntamiento aportó 25 millones adicionales para garantizar la operativa de la compañía.

El consejero ha dicho que vio claro que la compañía no tenía viabilidad el 26 de enero, cuando Catar se retiró de la operación y se constató que la china HNA tampoco iba a invertir en Spanair. Según Mas Colell, hasta entonces, y después de firmar el principio de intenciones con Catar, las "estimaciones" eran de un 60%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios