El Gobierno no ampliará el permiso de paternidad por "una cuestión económica"

  • El Gobierno retrasa al menos un año el permiso de un mes, que en principio iba a entrar en vigor el 1 de enero de 2011

El Gobierno anunció ayer su decisión de aplazar la entrada en vigor de la ampliación a un mes de los permisos por paternidad por "una cuestión económica". La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, cifró en 200 millones de euros el "ahorro" que supondrá no aplicar esta medida a partir del 1 de enero de 2011, conforme estaba previsto.

Salgado, que compareció junto a la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega tras aprobar en Consejo de Ministros el anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado, señaló que el Gobierno considera que las circunstancias no permiten ampliar la duración de los permisos para padres.

"El aplazamiento de la entrada en vigor de la extensión del permiso de paternidad es una cuestión económica en su sentido más amplio; se ha entendido que este no es el momento de hacerlo por distintas razones", explicó.

Tras el anuncio, la portavoz del PP en la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, Sandra Moneo, pidió al Gobierno que "suprima el Ministerio de Igualdad" en vez de aplazar la ampliación del permiso de paternidad.

"Si el Gobierno quería ahorrar tenía una ocasión eliminando un ministerio que no ha servido para nada y que cuesta a los españoles más de 100 millones de euros anuales", señaló.

La Federación Española de Familias Numerosas, por su parte, considera que no ampliar el permiso de paternidad supone un "retroceso" en las políticas de conciliación familiar. "Estamos ante una muestra más del escaso o nulo apoyo a la familia, que en menos de seis meses ha perdido el cheque bebé y ahora la ampliación del permiso de paternidad a cuatro semanas, prevista para el próximo 1 de enero", indican fuentes de la federación.

La presidenta de la Unión de Asociaciones de Familias (UNAF), Juana Angulo, lamentó que por la situación económica, los recortes afecten "de nuevo" a las familias, que son las que "menos culpa tienen de la crisis" y "las que más contribuyen al desarrollo de una sociedad igualitaria". En la misma línea, el presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, indicó que se trata de una decisión "tremendamente errónea". En su opinión, en época de bonanza económica, las familias "no han sido una prioridad para el Gobierno" y ahora, con la crisis, "las castiga".

El presidente del Instituto de Política Familiar (IPF), Eduardo Hertfelder, manifestó que si el Gobierno aplaza esta medida para ahorrar 200 millones de euros, que "deje de construir 10 kilómetros de carreteras y quite asesores y organismos inútiles como el Ministerio de Igualdad".

La Federación de Mujeres Progresistas y la Federación de Mujeres Empresarias (Fedepe) coincidieron en condenar la decisión del Gobierno, ya que "demorar que el hombre se pueda implicar desde el principio en su paternidad y hacerse cargo de los hijos" significa "demorar la corresponsabilidad y que la madre tenga más capacidad para incorporarse al trabajo o desempeñar otras tareas además de cuidar de su descendencia".

En este contexto, la directora general del Instituto de la Mujer -organismo dependiente del Ministerio de Igualdad-, Laura Seara, llamó a la calma y quiso recalcar que "nadie ha hablado de eliminar" la ampliación a un mes del permiso por paternidad tal y como estaba planeado, sino que esta medida "simplemente se ha retrasado doce meses" debido a la coyuntura económica actual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios