El Gobierno griego aprueba las reformas solicitadas por la 'troika'

  • El texto debe ser ahora ratificado por el Parlamento. En las últimas 24 horas han dimitido un ministro y cinco viceministros del gobierno por su desacuerdo con los recortes que exige la 'troika'.

Comentarios 4

El Gobierno de Grecia ha aprobado este viernes el texto por el cual se concretarán las reformas que la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) habían exigido al país a cambio de conceder el segundo plan de rescate, de 130.000 millones de euros. Uno de los ministros que participó en estas discusiones ha confirmado al término del encuentro que el nuevo plan de reformas está "aprobado". Ahora, el texto será presentado ante el Parlamento para su voto el domingo.

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, identificó tres condiciones para la concesión de las ayudas: que el Parlamento griego haya ratificado previamente el plan de ajuste, que el Gobierno griego identifique ajustes adicionales por valor de 325 millones de euros para 2012 y que los líderes políticos helenos aporten "garantías sólidas" de que aplicarán los ajustes sea quien sea quien gobierne.

La quiebra "no es una opción", dice Papadimos

El primer ministro de Grecia, Lukás Papadimos, dijo antes de la reunión del Consejo de Ministros que la quiebra de su país "no es una opción" por lo que su Gobierno, que se enfrenta a numerosas deserciones, hará "todo lo posible" por aprobar el acuerdo pactado con la troika internacional para seguir recibiendo ayuda financiera. "No podemos permitir la quiebra del país. El nuevo programa de rescate es necesario para el cumplimiento de los esfuerzos que empezaron hace dos años para restablecer la competitividad de la economía griega y para sanear sus cuentas", dijo el ex banquero, quien lidera un ejecutivo de unidad nacional.

La troika exige una serie de duras medidas de ahorro de gasto público y reducción de salarios que han provocado una fuerte contestación social y en las últimas 24 horas la dimisión de un ministro y cinco viceministros del gobierno.

Papadimos avisó de que "la resistencia del gobierno está siendo puesta a prueba", por lo que advirtió "a aquellos que no pueden soportar la presión", en referencia a los diputados que planean votar en contra del acuerdo, de que "no tienen lugar en el gobierno". Recordó que el programa "es producto de una ardua negociación" con la troika y entre los partidos que forman el gobierno -socialdemócratas, conservadores y ultraderechistas- y "refleja las condiciones extremadamente difíciles de la situación en Grecia". "Con este programa, Grecia recibirá un préstamo de 130.000 millones euros, y le serán condonados unos 100.000 millones euros de la deuda. Gracias a los efectos de estos dos hechos combinados el país podrá reanudar su desarrollo y los sacrificios de los que más sufren serán exonerados", aseguró el primer ministro.

Tras la deserción de numerosos diputados socialistas, democristianos y ultraderechistas, la amplia mayoría con que cuenta el Gobierno de unidad nacional en el Parlamento se ha reducido en las últimas horas, pero todavía alcanza unos 200 de los 300 diputados de la Asamblea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios