El Gobierno estima que el plan para que los grandes camiones viajen por autopista ahorrará 7,4 millones

  • El Consejo de Ministros aprueba 6 reales decretos para los 6 tramos por los que podrán circular como experiencia piloto.

El plan para que los grandes camiones dejen de circular por las carreteras y desvíen su viaje por autopistas a cambio de un descuento del 50% en el precio del peaje ahorrará en costes unos 53.000 euros diarios a los transportistas que voluntariamente se acojan a este plan. Éste funcionará como programa piloto durante cinco meses, hasta el 30 de noviembre, periodo en el que el ahorro de costes superará los 7,4 millones de euros, según cálculos del Ministerio de Fomento.

El Consejo de Ministros ha dado el visto bueno a seis reales decretos por los que se aprueban los convenios entre la Administración General de Estado y las concesionarias de autopistas para la puesta en marcha de este plan de desvío voluntario de tráfico pesado (cuatro o más ejes) de las carreteras convencionales a las autopistas de peaje. Son seis reales decretos porque el plan piloto se aplicará sobre seis tramos de carretera, con una longitud total de 318 kilómetros, según ha explicado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El Ministerio de Fomento calcula que 1,3 millones de camioneros podrán acogerse a esta iniciativa, con la que el Gobierno pretende mejorar la seguridad vial y redistribuir los tráficos por las distintas infraestructuras. Los conductores de grandes camiones que elijan desviarse a la autopista tendrán un descuento del 50% en el precio del peaje para circular por el tramo alternativo al trazado de carretera que se busca evitar.

En cuanto a los seis tramos de carreteras en los que comenzará a aplicarse esta medida son el de Villalba-Villacastín de la AP-6, el Dos Hermanas-Jerez Norte de la AP-4, el Lleida-Montblanc de la AP-2, el Rubena-Armiñón de la AP-1, el Puxeiros-Poriño Frontera Portuguesa de la AP-9 y el León-Campomanes de la AP-66. Estas vías son en su práctica totalidad titularidad de Abertis e Itínere. El Ministerio cuenta en su Presupuesto de 2015 con una partida de 10 millones de euros para compensar a las sociedades concesionarias de las autopistas de peaje de las bonificaciones que apliquen en los peajes a los camiones afectados por esta medida.

En el tramo de la AP-6 Villalba-Villacastín, Fomento calcula que este plan de desvío del tráfico pesado a autopistas beneficiará a una media de 175.000 vehículos, con un ahorro de 1,14 euros por vehículo y recorrido. Los transportistas que opten por circular por la autopista se ahorrarán además 17 minutos de conducción. Para el tramo de autopista de la AP-1, entre Rubena y Armiñón, se estima una media de 475.000 vehículos beneficiarios, con un ahorro de costes de 9,46 euros por vehículo y recorrido y de 10 minutos de tiempo en la conducción.

En el caso del tramo alternativo de la AP-66 entre León y Campomanes, podrán beneficiarse en torno a 47.000 vehículos pesados, con un ahorro estimado de 9,46 euros por vehículo y recorrido y de 22 minutos en la conducción.

En el caso del tramo de carretera Puxeiros-Porriño, se calcula que este plan podrá beneficiar a más de 278.000 vehículos pesados, con un ahorro de 2,26 euros por vehículo y recorrido y de seis minutos en la conducción. En el tramo Dos hermanas-Jerez Norte, los potenciales beneficiarios superan los 214.000, con un ahorro de costes de 7,09 euros por vehículo y recorrido y de ocho minutos en la conducción. Por último, en el tramo de carretera Lleida-Montblanc, los beneficiarios podrían sobrepasar los 145.000 vehículos pesados, con un ahorro de costes de 5,85 euros por vehículo y recorrido y de 16 minutos en el tiempo de conducción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios