El Gobierno cree que el paro irá a más por la crisis financiera y el ajuste de la construcción

  • El secretario de Estado de Economía, David Vegara, dice que es "posible" que el desempleo se sitúe "algo por encima" de la previsión oficial del Gobierno, situada en el 10,4% de la población activa

La tendencia del paro en los próximos trimestres "no va a ser buena", reconoció hoy el secretario de Estado de Economía, David Vegara, por el efecto de la crisis financiera internacional y el ajuste que se está produciendo en el sector de la construcción.

A final de año, es "posible" que el desempleo se sitúe "algo por encima" de la previsión oficial del Gobierno (10,4 por ciento de la población activa), agregó.

Vegara hizo estos comentario tras conocer que, según la Encuesta de Población Activa (EPA), el paro aumentó en el tercer trimestre en 217.200 personas, lo que llevó la tasa de desempleo al 11,33 por ciento, la más elevada desde 2004.

El secretario de Estado señaló que la pérdida de dinamismo del empleo se debe, fundamentalmente, al sector de la construcción.

Así, destacó que el aumento del empleo en los servicios (casi 260.000 trabajadores más en el último año) no ha sido suficiente para compensar el "acusado retroceso" de la ocupación en la construcción (355.000 personas perdieron su trabajo).

En general, la caída de la ocupación -entre julio y septiembre el número de ocupados se elevó a 20,35 millones de personas, 78.800 menos que en el trimestre anterior y 164.300 menos que doce meses antes- "pone de manifiesto que las dificultades por las que está atravesando la economías española están dejando sentir sus efectos en el empleo".

Vegara admitió que las expectativas para los próximos trimestres tampoco son buenas y consideró "posible" que la tasa de paro en el conjunto del año se quede "algo por encima" de los cálculos del Gobierno.

Para 2009, cuando el Gobierno prevé un aumento del desempleo hasta el 12,5 por ciento, "seguimos confiando" en que ésa será la media, señaló, y apuntó que ya supone un "deterioro notable" respecto a las cifras para este año.

Hizo hincapié en la repercusión de la crisis financiera -generalizada en todas las economías desarrolladas y en algunas no desarrolladas-, que se une, en el caso español a la caída de la actividad en la construcción.

Descartó un cambio de tendencia en los últimos meses del año, dado que los datos de viviendas iniciadas y visados para construcción "no permiten anticipar, al menos en el cuarto trimestre", un comportamiento expansivo del empleo en el citado sector.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios