El Gobierno mantendrá la vía del diálogo hasta que se apruebe la reforma laboral

  • No hay prevista ninguna otra reunión, pero la comunicación seguirá abierta hasta que se apruebe definitivamente el texto que el Ejecutivo presentará en el Congreso.

Empleo mantendrá abiertas todas las vías de diálogo con los agentes sociales hasta que el Consejo de Ministros apruebe definitivamente la reforma laboral. Un día después de vencer el plazo para que empresarios y sindicatos profundizaran en un pacto sobre la reforma laboral, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, trabaja "intensamente" en el anteproyecto de Ley de reforma del mercado laboral, según han informado fuentes del ministerio. Aunque no hay prevista ninguna otra reunión, la comunicación seguirá abierta hasta que se apruebe definitivamente el texto del anteproyecto de ley que deberá presentarse en el Congreso en el primer trimestre.

Sin embargo, fuentes de UGT han subrayado que su posición no ha cambiado y han insistido en que "no ha habido nada nuevo" desde que el pasado martes sindicatos y patronal entregaran el documento con las materias en las que habían alcanzado un acuerdo y en las que no fue posible. Las mismas fuentes han dicho que por parte de UGT siempre ha habido voluntad de negociar, pero que este sindicato ya ha cumplido con lo que pidió el Gobierno al presentar el citado documento el martes y que a partir de ahora es el Ejecutivo quien debe decir lo que quiere.

UGT no ha pedido "formalmente" al Gobierno ninguna reunión, según estas fuentes, algo que sí ha hecho el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, quien ha demandado al Ejecutivo que convoque urgentemente a los agentes sociales para explicarles "directamente" qué reforma laboral quiere hacer y en qué tiempo. Para Toxo, todavía hay plazo para negociar ya que el anteproyecto de Ley debe enviarse al Congreso en el primer trimestre.

El secretario general de CCOO ha asegurado que desconoce qué tipo de reforma hará el Ejecutivo, después de que el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, haya descartado un "contrato de crisis" con una indemnización de 20 días por año trabajado. Toxo cree que el Ejecutivo generalizará el contrato de fomento del empleo vinculado a una indemnización por despido de 33 días, aunque ha asegurado que la única referencia laboral que tiene son las 71 enmiendas que presentó el PP en la oposición a la reforma del anterior gobierno socialista.

Desde la patronal madrileña (CEIM) también se ha urgido al Gobierno para que tome las medidas necesarias en el mercado de trabajo. El presidente del área Laboral de CEIM, Francisco Aranda, ha afirmado que los agentes sociales no pueden seguir en una mesa de negociación cuando hay más de cinco millones de parados. Aunque ha criticado a los sindicatos por oponerse en asuntos "clave" como la reducción del número de contratos o el coste del despido, ha dicho que esta falta de acuerdo no hay que verla como un fracaso, ya que cada parte han puesto sobre la mesa sus propuestas.

Empleo trabajará con el documento de 67 páginas que remitieron los agentes sociales el pasado martes, en el que se plasmaban acuerdos sobre resolución extrajudicial de conflictos, mutuas, formación profesional y sobre la racionalización del calendario de festivos. El Gobierno, no obstante, deberá decidir en materia de contratación, intermediación y flexibilidad interna de las empresas o absentismo. El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha reiterado que el Ejecutivo no se plantea la reforma laboral en "términos de días por despido, sino para generar empleo". Según fuentes de Empleo, el grueso de la reforma consistirá en adaptar a la actual coyuntura las 71 enmiendas que el PP presentó cuando estaba en la oposición a la reforma laboral que aprobó el gobierno socialista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios