El Gobierno fija un 0,3% de objetivo común de déficit con el rechazo de Andalucía y otras nueve CCAA

  • Montero critica que Hacienda obligue a la Junta a destinar el 70% de los 1.700 millones de euros de nuevos ingresos que recibirá en 2016 a financiar el déficit y a anticipar la amortización de la deuda.

Comentarios 2

El Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) ha acordado que todas las comunidades reduzcan su déficit al 0,3% del PIB el año que viene, tal y como quería el Ministerio de Hacienda, y no que cada una disponga de un margen diferente como pretendían algunos consejeros. Sólo Hacienda, que tiene mayoría cualificada en el CPFF, y las comunidades gobernadas por el Partido Popular (Castilla y León, Murcia, Madrid, La Rioja y Galicia) han votado a favor del reparto simétrico del déficit para el año que viene, además de las ciudades autónomas. El resto han votado en contra. De hecho, muchos consejeros han aprovechado la reunión para pedir al Gobierno que divida el margen del 0,3% entre las comunidades en función de las necesidades de cada una, apoyándose en el informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que también defiende un reparto diferenciado del déficit. Sin embargo, Hacienda ya había dicho que no volvería a hacer un reparto asimétrico como en 2013. En esta misma línea se han manifestado algunos consejeros del PP, que han explicado que están en contra de los déficit "a la carta" porque demostraron ser un "fracaso" hace dos años.

Para los años 2017 y 2018, el CPFF también ha pactado objetivos individuales simétricos de déficit para todas las regiones, que tendrán que bajar su saldo negativo del 0,3% al 0,1% en un año y llegar al equilibrio en 2018. Según ha señalado el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa posterior a la reunión, no es "viable" exigir de nuevo objetivos diferenciados porque eso implicaría exigir más a las que ya están muy cerca del equilibrio para darles más margen a las que van peor. "No nos parece pertinente", ha dicho el ministro, tras considerar que el objetivo del 0,3% es coherente con la previsión global de déficit público para 2016 y asegurar que el Gobierno garantiza el cumplimiento de ese 0,3% porque las comunidades tendrán 10.000 millones más que el año pasado para financiarse.

En concreto, contarán con 7.462,8 millones más en entregas a cuenta y liquidaciones, lo que supone un incremento del 8,75%, y con 2.900 millones por los fondos de financiación habilitados por el Estado, a los que se han adherido casi la totalidad de las comunidades y que ofrecen un coste cero a las regiones. Estos 10.000 millones, según Montoro, facilitarán la consecución del objetivo de déficit, que es muy "ambicioso",  porque los nuevos recursos tendrán que dedicarse a reducir el saldo negativo para afianzar recuperación y no a elevar el gasto de otras partidas.

Por comunidades y teniendo sólo en cuenta los 7.462 millones extra de entregas a cuenta y liquidaciones, Cataluña recibirá 1.861,8 millones más de lo que percibió hace un año; Andalucía, 1.712,4 millones más; Comunidad Valenciana, 952,1 millones más; Madrid, 820,4 millones más y Galicia, 413,1 millones extra. De la misma forma, Castilla y León contará con 319,1 millones más que hace un año, Murcia con 253,7 millones, Castilla La-Mancha con 205,3 millones más, Extremadura con 203,3 millones más, Aragón con 187,7 millones más, Canarias con 187,3 millones más, Asturias con 112,7 millones más, Baleares con 108,9 millones más, La Rioja con 68,9 millones más y Cantabria con 47,8 millones más.

Por otro lado, once comunidades autónomas, lo que incluye alguna del Partido Popular, han reclamado al Gobierno que encargue un nuevo informe a la AIReF sobre el reparto de la cifra de déficit público entre los cuatro subsectores (Estado, Seguridad Social, Comunidades Autónomas y Entidades Locales), aunque Hacienda ha rechazado esta petición.

Andalucía critica que le obliguen a dedicar 70% a la deuda

La consejera de Hacienda de Andalucía, María Jesús Montero, ha criticado que el Ministerio obligue a su Gobierno a destinar el 70% de los 1.700 millones de euros de nuevos ingresos que recibirá en 2016 a financiar el déficit y a anticipar la amortización de la deuda.

Montero ha lamentado que el ministro de Hacienda vaya a imponer la aplicación de la regla de gasto, lo que va a limitar el efecto de los nuevos ingresos sobre las cuentas autonómicas. En el caso de Andalucía, de los 1.700 millones de nueva financiación que "anunció a bombo y platillo" el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sólo se van a incluir en el presupuesto de gastos 509 millones, pues el resto irá destinado a la deuda y al déficit.

La consejera ha añadido que, de esos 1.700 millones, la mayor parte corresponde a la liquidación del año 2014 y no a un incremento de las entregas a cuenta. Y ha lamentado que el Gobierno sea "más papista que el Papa" y exija la aplicación de la regla de gasto, algo que no reclama ni la Unión Europea en estos momentos del ciclo económico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios