El Gobierno pone en duda los pronósticos "catastrofistas" sobre el acuerdo con Marruecos

  • Arias Cañete rechaza pedir por ahora compensaciones y COAG muestra su "profunda decepción"

Las críticas del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, a los pronósticos "catastrofistas" de las organizaciones agrarias sobre el impacto del acuerdo agrícola con Marruecos y su anuncio de que no pedirá compensaciones hasta qué entre en vigor y se sepa cuál es el daño han traído cola.

COAG Andalucía manifestó ayer en un comunicado "su profunda decepción" por las palabras del ministro, y señaló que la experiencia ya demuestra que el acuerdo es injusto. Puso como ejemplo la judía verde, que con su liberalización en 2003 perdió en Andalucía más del 60% de su superficie y el 50% de su producción. El responsable de Frutas y Hortalizas de COAG, Andrés Góngora, dijo que Arias Cañete muestra "una actitud forense, que sólo servirá para estudiar al muerto, en este caso los productores españoles". El responsable nacional de Hortalizas de Asaja, Francisco Vargas, fue mucho más suave. Afirmó que la visita del jueves del ministro a Marruecos "no nos ha ayudado mucho", pero confió en su compromiso de controlar las fronteras y "cumplir el acuerdo a raja tabla".

La cuestión marroquí ha entrado también en el terreno político, a pocos días de las elecciones andaluzas. El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, afirmó que Arias Cañete ha ido a Rabat "a defender a Marruecos" y no a los agricultores, y pidió al ministro que se disculpara ante estos por haberles acusado de catastrofistas. El Gobierno respondió criticando la "osadía" de Griñán, ya que fue el PSOE quien avaló el acuerdo. Arias Cañete afirmó, en un comunicado, que el Gobierno anterior "no movió ni un solo dedo para modificar sus términos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios