El Gobierno transfiere más de 3.000 millones a las CCAA en competencias en políticas activas de empleo

  • El Ejecutivo inyectará además 1.740 millones de euros en el Fondo de Reserva de las pensiones.

El Gobierno acordó en su reunión del Consejo de Ministros la distribución de más de tres mil millones de euros a las comunidades autónomas que tienen asumida la competencia sobre las políticas activas de empleo. Pero no fue el único acuerdo al que se llegó. El Ejecutivo también decidió inyectar 1.740 millones de euros en el Fondo de Reserva de las pensiones. 

En total, el Ejecutivo distribuirá a estas Comunidades Autónomas un montante de 3.018.606.650 euros, una cifra que supone un 6,7 por ciento de incremento respecto a la cantidad transferida en 2009, según el acuerdo alcanzado el pasado 19 de enero una conferencia sectorial celebrada con las comunidades. 

La distribución de fondos para políticas activas incluye cantidades destinadas a financiar diversos programas de empleo y formación que mejoren la empleabilidad de las personas y permitan utilizar activamente el tiempo de desempleo.  Estos programas se organizan en dos ejes siguiendo la Estrategia Europea de Empleo: el relativo a fomento del espíritu empresarial y mejora de la adaptabilidad de los trabajadores y de las empresas y el de fomento de la empleabilidad, la inclusión social y la igualdad entre hombres y mujeres. 

En el primero de ellos se gestionan programas para promover la iniciativa emprendedora y la actividad económica y programas de formación dirigidos preferentemente a personas ocupadas, mientras que en el segundo eje se incluye la gestión de programas que combinan la formación y la experiencia, programas para la inserción laboral de personas con discapacidad, programas para construir itinerarios y otros dirigidos a la formación, sobre todo a personas desempleadas. 

Cuatro bloques de distribución

La distribución de fondos se agrupa en cuatro bloques. El primero de ellos está destinado a programas de fomento de empleo y programas de escuelas taller, casas de oficios y talleres de empleo, al que se destina un total de 1.577.436.460 euros. El segundo a la formación profesional para el empleo, con un total de 1.097.854.600 euros y el tercero a la modernización de los servicios públicos de empleo, con 93.403.470 euros. El último de ellos, con un total de 249.913.120 euros, es para políticas activas de empleo y formación.

Las comunidades autónomas deben destinar los recursos que reciben a los programas asignados, si bien en los programas de empleo pueden actuar con flexibilidad y distribuir los recursos, según sus necesidades, entre los distintos programas. Una novedad de este presupuesto es la dotación de casi 250 millones a disposición de las autonomías para que, en función de sus necesidades, puedan destinarlos bien a programas de empleo o de formación.

Orientadores de las oficinas de empleo

El Gobierno también acordó destinar 50.120.000 euros a las comunidades autónomas con competencias asumidas para financiar la prórroga de la contratación hasta el 31 de diciembre del presente año de los 1.500 orientadores que desde 2008 trabajan en el reforzamiento de la red de oficinas de empleo. 

La contratación de estos profesionales está incluida en el Plan extraordinario de Orientación, Formación Profesional e Inserción Laboral y la prórroga de sus contratos fue aprobada por el Consejo de Ministros mediante Acuerdo de 30 de abril de 2009.

En la Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales celebrada en junio del pasado año se acordaron los criterios objetivos de la distribución territorial para los ejercicios económicos de 2009 (de septiembre a diciembre), 2010 y 2011 y se estableció la distribución de las subvenciones correspondientes al Plan Extraordinario entre las Comunidades Autónomas por la cantidad de 50.120.000 euros para 2010.

1.740 millones para fondo de reserva de pensiones

El Consejo de Ministros aprobó también una dotación de 1.740 millones de euros para el Fondo de Reserva de la Seguridad social, con lo que la cuantía total de la 'lucha de las pensiones' alcanza ya los 62.500,5 millones de euros, el equivalente al 5,95% del PIB.

Así lo anunció en rueda de prensa la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, que precisó que esta inyección para el Fondo de Reserva se realiza con cargo a los excedentes que obtuvo la Seguridad Social en 2008. De la Vega destacó que el hecho de que el Fondo de las pensiones cuente ya con más de 62.500 millones de euros es "una muestra más de la buena salud" de la que disfruta actualmente el sistema de pensiones. 

De la cuantía total del Fondo de Reserva, más de 50.000 millones de euros corresponden a las distintas dotaciones aprobadas en Consejo de Ministros con cargo a excedentes presupuestarios realizadas desde el ejercicio 2000 hasta hoy. Del resto, 377,2 millones proceden del exceso de excedentes derivado de la gestión que hacen las mutuas de accidentes de trabajo de la prestación de incapacidad temporal por contingencias comunes, y 10.010,4 millones de euros son fruto de los rendimientos netos obtenidos hasta la fecha de hoy por la inversión del Fondo en activos financieros públicos. 

De hecho, la práctica totalidad de la hucha de las pensiones está invertida en activos financieros públicos por un importe, a precio de adquisición, de 55.568,34 millones de euros. La cartera de activos, además de los emitidos por el Reino de España (73,30% sobre el total) incluye también deuda no española de los siguientes: Alemania, Francia y Países Bajos (22,70% sobre el total).

Adquisición de activos financieros públicos

Según el Ministerio de Trabajo, actualmente está en marcha un proceso de adquisición de activos financieros públicos por importe de 5.191 millones de euros en virtud de lo acordado por el Comité de Gestión del Fondo de Reserva el pasado 22 de enero. 

Los activos financieros públicos en que se invierta esta nueva dotación tendrán la composición, vencimiento y características que determine el Comité de Gestión del Fondo de Reserva con el asesoramiento de la Comisión Asesora de Inversiones del Fondo de Reserva de la Seguridad Social. Su adquisición se efectuará por el Banco de España, que actuará como agente. 

El Gobierno, con el acuerdo de los agentes sociales, decidió aplazar el ingreso del superávit de 2008 de la Seguridad Social en el Fondo de Reserva para disponer de circulante y facilitar de este modo y ante la situación de la crisis económica el aplazamiento en el pago de cuotas a las empresas. También se ha adoptado esta medida con el superávit de 2009. 

La ley que regula el Fondo de Reserva establece que los excedentes de ingresos que tengan carácter contributivo y que resulten de la liquidación de los presupuestos de la Seguridad Social de cada ejercicio se aplique "prioritaria y mayoritariamente" a la 'hucha', siempre que las posibilidades económicas y la situación financiera del sistema de la Seguridad Social lo permitan. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios