Grecia lanza otro plan de choque mientras Irlanda hace sus deberes

  • El Gobierno griego necesita ahorrar 23.000 millones en cuatro años · El FMI y la UE confían en que Irlanda crezca en 2011

El Gobierno griego anunció ayer un nuevo plan de choque para ahorrar 23.000 millones de euros en los próximos cuatro años y reducir así el déficit público desde el 15,6% del PIB en 2009 hasta el 1% en 2015. Para ello se disminuirá un 10% al año la cifra de funcionarios, mediante la reducción de nuevas contrataciones, el aumento de la jornada laboral desde las 37 a las 40 horas semanales y un estatus más flexible que incluye el formato de contratos temporales en el sector público. El programa también contempla reducir los gastos en las empresas estatales e incluso la privatización total o parcial de algunas de ellas, con lo que espera obtener 50.000 millones de euros hasta 2015. Segun desgranó el Gobierno griego, con este plan se recaudarán entre 10.000 y 15.000 millones de euros por la privatización de empresas públicas y entre 25.000 y 35.000 millones por la venta o alquiler de la propiedad inmobiliaria del Estado.

El Ejecutivo reconoció que la deuda de Grecia alcanzará este año el 153% del Producto Interior Bruto (PIB), la mayor de toda la Unión Europea (UE). Así, el ministro de Finanzas, Yorgos Papaconstantínu, puntualizó que el programa de ahorro a medio plazo debe de concentrarse en reducir la deuda con la ayuda de las privatizaciones y el control de los gastos públicos. El programa aprobado ayer confía en recortar unos 13.000 millones de euros de gastos y aumentar en 9.000 millones de euros los ingresos del Estado.

En cuanto a Irlanda, su plan de rescate "está en el buen camino, pero sigue habiendo desafíos, por lo que será clave una implementación firme de las políticas", subrayaron el FMI, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo al concluir ayer la primera revisión trimestral del programa económico del Gobierno irlandés apoyado por un multimillonario paquete de rescate. Los expertos prevén que Irlanda vuelva a la senda del crecimiento este año tras sufrir una contracción de un 1% de su PIB en 2010.

Según las últimas Perspectivas de la Economía Mundial dadas a conocer esta semana por el FMI en vísperas de su reunión de primavera en Washington, Irlanda crecerá en 2011 un 0,5%, que llegará a 1,9% en 2012. El FMI, la CE y el BCE atribuyeron la expansión económica irlandesa prevista a fuertes exportaciones apoyadas por una mejorada competitividad y un aumento del comercio mundial. Sin embargo, la demanda doméstica seguirá contrayéndose.

Los expertos destacaron la "amplia recapitalización" y demás reformas anunciadas por Dublín el 31 de marzo, como un "gran paso" para devolver la "salud" de su sistema bancario. Dentro de estas reformas, los puntos "cruciales" son la reorganización y reducción de la deuda del sistema bancario, así como reforzar su capital de base. Dublín también ha hecho sus deberes en el frente fiscal. "La continuación de una implementación fuerte del programa, con apoyo de la UE y del FMI, sigue siendo clave para lograr el retorno de Irlanda a los mercados de capitales a unas tasas de interés asequibles", subrayaron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios