Griñán ve "suicida" el control del déficit como única política

  • El presidente de la Junta recuerda que las CCAA gestionan las "enormemente costosas" educación, sanidad y dependencia, lo que provoca un "problema de ajuste" de la deuda.

Comentarios 9

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha advertido este martes de que el "empeño en que la única política es el control del déficit es un suicidio" y ha reclamado que vaya acompañada de "políticas de reactivación económica y de estímulo" porque, de lo contrario, "al final podemos tener unas cuentas cero pero en un país cero".

Griñán se ha pronunciado de este modo, durante una entrevista en la cadena Ser recogida por Europa Press, al ser preguntado por el hecho de que la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, haya anunciado que la Junta presentará alegaciones a las cifras provisionales del déficit presentadas por el Estado, donde Andalucía cerró 2011 con un déficit del 3,22 por ciento, por la decisión del Gobierno central de "no computar la deuda de 1.504 millones de euros acordados en la Bilateral Junta-Estado por el déficit de inversiones de los ejercicios 2008 y 2009". 

"Es verdad que Andalucía, por su Estatuto, ha de recibir un porcentaje de la inversión y ha recibido menos de este porcentaje, algo que le pasa a las comunidades que necesitan recibir un porcentaje de la inversión y lo han recibido menor", ha asegurado el jefe del Ejecutivo andaluz, que también ha señalado que las comunidades también se han visto afectadas por decisiones del "Gobierno de Zapatero y luego de Rajoy, que subieron los impuestos que afectan a las comunidades autónomas, como el IVA y el IRPF sin que recibieran ni un euro de esa subida". "Aquí en Andalucía se subió al IRPF a las rentas más altas, pero ya es imposible compensar con una subida nueva el enorme esfuerzo que ha tenido que hacer la ciudadanía", ha añadido.

Junto a ello, Griñán ha recordado que "además las comunidades autónomas gestionamos educación, sanidad y dependencia, que son enormemente costosas", lo que provoca un "problema de ajuste del déficit" en el que "es verdad que había que equilibrar el esfuerzo que hace cada una de las administraciones y el gasto que tiene cada una de las administraciones".

No obstante, el presidente andaluz ha alertado sobre el riesgo que implica el "empeño" en el control del déficit como "única política". "Estamos empeñados en que la única política es el control del déficit y eso es un suicidio. Hemos subido los impuestos, el IVA y el IRPF, ahora hay que quitar sanidad, educación y dependencia, la gente tendrá que gastar más dinero y al mismo tiempo ingresar menos, hemos hecho una reforma laboral que si te despiden te van a pagar menos y que te van a bajar los salarios para adaptarte a la crisis. ¿No estamos alimentando el déficit?", se ha preguntado. 

En su opinión, "si el único objetivo es el déficit lo único que vamos a conseguir es más paro y más déficit y al final podemos tener unas cuentas cero pero en un país cero", por lo que ha insistido en la importancia de "darnos cuenta de que, junto al control del déficit, hay que hacer una política de reactivación económica y de estímulos o esto no va, porque el gasto público determina también gasto privado". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios