Hijos de Ybarra y Migasa crean otra firma conjunta para plantar cara a la crisis

  • Superan su alianza en aceites para aglutinar todos sus productos: aceitunas, salsa, mayonesa, platos

Las empresas agroalimentarias tienen claro que, o refuerzan sus alianzas estratégicas, o su futuro será incierto. Al menos ésta es la óptica desde la que ven el convulso escenario actual desde las filas del Grupo Ybarra y de Migasa. Y es que son conscientes de que, sólo ganando tamaño y competitividad, podrán luchar con las multinacionales que operan en su sector y que facturan del orden de 10.000 millones de euros anuales.

Por este motivo, y con la vista puesta en aprovechar sinergias, ser más potentes a nivel de gestión y ganar capacidad financiera, ambas empresas han creado una sociedad -al 50%- con la que aglutinar todas sus actividades. Con ello, amplían una relación que nació en 1996 y que se ciñó al sector del aceite de oliva con el nacimiento de Aceites Ybarra, firma encargada del envasado del producto. Más tarde llegaría una segunda alianza en torno a Oleomasía, y ahora ve la luz Grupo Ybarra Alimentación.

En la nueva sociedad, Ybarra -que factura en torno a 200 millones de euros- aportará la marca, los activos y los centros productivos, mientras que el mayorista sevillano de aceites, Migasa -ingresa cerca de 600 millones anuales-, ofrecerá su gestión, capacidad de compra y solidez financiera. El acuerdo engloba a todos los productos de Ybarra, esto es, aceitunas, salsas, mayonesas, vinagres, cremas, platos precocinados... y no sólo al aceite de oliva.

La sociedad, que estará operativa en breve, supone un refuerzo estratégico de futuro de ambas compañías, una manera de salir fortalecidas de la crisis en 2012-2013. Ybarra, de hecho, ya tiene una experiencia consagrada en alianzas, ya que, además de colaborar con Migasa, lo ha hecho recientemente con la multinacional Heinz -para elaborar y envasar salsas que se venden a la UE- y antes con Cobelen -para aceitunas- y con Vinagres de Yema (Jerez) -para los vinagres especiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios