Economía

Iberdrola logra un beneficio de enero a marzo de 838 millones, un 1,2% más

  • El Ebitda del grupo que preside Ignacio Galán se dispara un 24%, hasta los 2.323,5 millones

Sainz, Galán y Córcoles, ayer, en la conferencia con analistas. Sainz, Galán y Córcoles, ayer, en la conferencia con analistas.

Sainz, Galán y Córcoles, ayer, en la conferencia con analistas. / M. G.

Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 838 millones en el primer trimestre del año, lo que representa un incremento del 1,2% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según informó ayer en un comunicado la compañía, que se vio impulsada en este inicio de 2018 por el crecimiento en todos sus negocios.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo energético alcanzó a cierre de marzo los 2.323,5 millones de euros, disparándose un 24% frente a hace un año. Más del 75% de este resultado procedió de los negocios regulados y con contratos a largo plazo.

El resultado se ve consolidado por el buen comportamiento de las filiales

La consolidación de su filial en Brasil, Neoenergia, cuya integración cerró el pasado mes de agosto, aportó 217 millones de euros, mientras que el tipo de cambio restó 119 millones de euros al grupo, siendo el crecimiento excluyendo estos efectos del 19%.

Destacó así la aportación de los planes tarifarios en vigor en Nueva York y Connecticut en redes, el aumento de la producción renovable tanto por la mayor capacidad operativa como por mayor eolicidad, así como la mayor actividad comercial en España y la normalización de las condiciones en Reino Unido junto, con un aumento de la demanda, y la mejora de las condiciones operativas en España.

El beneficio neto ordinario se incrementó un 28,5%, hasta los 769,9 millones de euros, con lo que más que compensa los 255 millones de euros de extraordinarios registrados en el primer trimestre del pasado ejercicio fruto de la integración de Siemens Gamesa. Así, el grupo presidido por Ignacio Galán confirmó sus previsiones para 2018 de un Ebitda al cierre del ejercicio de más de 9.000 millones de euros y un beneficio neto cercano a los 3.000 millones de euros. En lo que respecta a las inversiones del grupo, aumentaron un 14% en el periodo de enero a marzo, hasta alcanzar los 1.185 millones de euros. De este importe, un 77% se destinaron a negocios de redes y energías renovables, de acuerdo con las Perspectivas Estratégicas 2018-2022 de Iberdrola, presentadas el pasado mes de febrero.

Durante 2018, el grupo ha puesto en marcha ya 1.905 nuevos megavatios (MW) de renovables y generación contratada, de un total de 7.790 MW actualmente en desarrollo y que estarán operativos para 2020, además de otros 1.301 MW para 2022. Además, la compañía avanzó en eficiencia, que se sitúa en el 25% al final del primer trimestre de este año debido a una mejora de 80 puntos básicos en su ratio gasto operativo neto sobre margen bruto.

Los resultados de la energética se vieron consolidados por el buen comportamiento de sus filiales. Así, Avangrid, su filial en Estados Unidos, registró un beneficio neto de 199 millones de euros, un 7% más; mientras que las ganancias de Neoenergia, la filial brasileña que se encuentra inmersa en una guerra de opas por Eletropaulo con la italiana Enel, ascendieron a 288 millones de reales brasileños (unos 68,35 millones de euros), un 98% más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios