Iberia perdió 273 millones en 2009 tras trece años consecutivos de beneficios

  • Pese a todo ello, el balance de situación consolidada refleja, al finalizar el ejercicio 2009, la sólida posición financiera que mantiene la compañía, con un patrimonio neto de 1.551 millones de euros

Iberia perdió 273 millones de euros en 2009 frente al beneficio neto de 32 millones que registró en 2008, que fue su decimotercer ejercicio consecutivo de resultados positivos, informó  la aerolínea a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La aerolínea española, que se encuentra a las puertas de su fusión con British Airways (BA), disminuyó su beneficio antes de intereses, impuestos, depreciación, amortización y alquileres (EBITDAR) el 87,8%, hasta los 61 millones de euros, frente a los 500 millones que obtuvo en 2008.

Los ingresos alcanzaron los 4.409 millones de euros, lo que supone un descenso del 19,1% respecto a los 5.450 millones registrados en 2008, debido a la caída generalizada de la demanda, especialmente en el segmento de pasajeros de negocio.

Los ingresos disminuyeron en todas las áreas de negocio de Iberia (pasaje, carga y handling), a excepción de la de Mantenimiento, donde mejoraron un 4,2%, hasta situarse en 310 millones de euros.

La facturación de pasaje se redujo un 21,2%, debido fundamentalmente al deterioro de los precios, que tuvo un impacto del 12,6% en los ingresos, y, en menor medida, por el descenso del volumen de tráfico.

Pese a todo ello, el balance de situación consolidada refleja, al finalizar el ejercicio 2009, la sólida posición financiera que mantiene la compañía, con un patrimonio neto de 1.551 millones de euros, un 0,8% menos que en 2008, y un saldo de disponible de 1,919 millones.

El impacto de las pérdidas fue compensado "casi en su totalidad" por la mejora en la valoración de las operaciones de cobertura y, en menor medida, por el efecto de la revalorización de las acciones de BA.

La participación en los resultados de las empresas asociadas registró un saldo neto positivo de 8 millones de euros en 2009 frente al negativo de 2008, que refleja principalmente la participación en los beneficios de Vueling a partir de julio de 2009.

Por su parte, los costes de explotación se redujeron un 11,9%, debido a la importante bajada de la factura de combustible, al ajuste de actividad y a las iniciativas de ahorro puestas en marcha por la compañía en el marco del plan de contingencia.

El gasto de combustible se situó en 1.184 millones de euros en 2009, 482 millones por debajo del coste registrado en el mismo período del año anterior.

Esta reducción se debió no sólo al significativo descenso del precio, sino también al menor consumo -un 6,6% menos medido en litros- como consecuencia de la reducción del volumen de actividad y de la mayor eficiencia de la flota.

No obstante, la compañía se ha beneficiado parcialmente del descenso del precio del queroseno, debido a las posiciones de cobertura contratadas a mediados de 2008.

Iberia disminuyó su flota en diez aviones como consecuencia de la adaptación de la oferta de vuelos a la evolución de las "complicadas" condiciones de los mercados.

La aerolínea ajustó su capacidad un 6% respecto al ejercicio anterior, lo que ha permitido mantener el coeficiente de ocupación en el 79,8%, tan sólo 0,2 puntos porcentuales por debajo del de 2008.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios