El Íbex mantiene por los pelos los 10.000 puntos en otra sesión volátil

  • Sólo Ferrovial cierra en positivo en una jornada donde las dudas respecto a la recuperación española y las debilidades de EEUU asustan a los inversores

El parqué madrileño volvió a vivir una nueva jornada marcada por las dudas y el temor sobre la situación económica, que hundió al Íbex 35 un 1,65%, aunque logró mantener el nivel de los 10.000 puntos (10.052,3). Los mayores descensos de la jornada fueron para Abengoa (-4,93%), Sacyr (-4,73%), Telecinco (-4,24%), Gamesa (-4,13%), Iberia (-3,51%), Bankinter (-3,14%), Banco Sabadell (-2,62%), Banco Santander (-2,35%), BBVA (-2,04%), Banesto (-1,43%), Repsol YPF (-1,24%), Telefónica (-1,21%) y Banco Popular (-1,16%). El único valor que cerró en positivo fue Ferrovial, con un 1%.

La volatilidad fue la tónica dominante de la sesión, en la que el Ibex 35 llegó a perder los 10.000 enteros tras la apertura bajista de Wall Street. El mercado norteamericano cotizaba a la baja el dato de venta de viviendas de segunda mano en EEUU, que en julio descendió un 27,2% respecto a junio y un 25,5% respecto al año pasado, lo que ha reavivado el temor a una nueva crisis en el mercado inmobiliario.

En España, las compañías inmobiliarias y de construcción cerraron con fuertes descensos en el mercado continuo. Fergo Aisa cayó un 7,59%, seguida de Inmobiliaria Colonial (-4,94%) y Renta Corporación (-4,66%). Las caídas pasaron mayor factura al mercado español después de que Financial Times volviese a sembrar las dudas sobre la recuperación de España. La buena acogida de la emisión del Tesoro Público, que colocó 4.009 millones de euros, no logró frenar el descenso del Ibex, aunque minutos antes del cierre lo moderó, y pudo reconquistar el nivel psicológico de los 10.000 enteros. No obstante, el selectivo marcó el nivel más bajo desde el pasado 21 de julio.

En Europa, los principales también registraron fuertes caídas, que lideró París (-1,75%), por delante de Londres (-1,51%) y Fráncfort (-1,26%). La incertidumbre también afectó al mercado de deuda y la prima de riesgo de los bonos españoles a diez años registró un notable incremento respecto al bund alemán, hasta alcanzar los 186 puntos.

En el mercado de divisas, el euro recupera posiciones frente al dólar, y al cierre de la sesión bursátil el cambio entre las dos monedas quedaba fijado en 1,2688 unidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios