Idean un aparato para prevenir el síndrome de la clase turista

  • La empresa granadina Vitalis Salud lanza al mercado un estimulador que se coloca bajo los pies y recrea la acción de andar · Está pensado para viajes de más de cuatro horas

La empresa granadina Vitalis Saludha lanzado al mercado el primer dispositivo portátil que combate el síndrome de la clase turista, una patología venosa asociada a situaciones de inmovilidad durante viajes aéreos de más de cuatro horas de duración.

El dispositivo, presentado en el Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud de Granada bajo el nombre Flip-Flow, está pensado para que los viajeros lo coloquen bajo sus pies y recreen la acción al andar, con lo que podrán reducir la obstrucción venosa y la hinchazón de los pies, entre otros beneficios para la salud, según los promotores de la iniciativa.

El síndrome de la clase turista está reconocido por la OMS como un riesgo global para la salud, con manifestaciones que van desde molestias leves como edema, entumecimiento, hormigueo en miembros y cansancio en general a otras graves que llegar a provocar la muerte.

De hecho, se estima que esta patología afecta al 3% de los viajeros sanos que realizan vuelos de más de cuatro horas de duración. Para estos viajes está ideado el dispositivo, que es portátil, hinchable y de sencillo manejo. Además, su precio no supera los 15 euros.

Los promotores de la iniciativa, dos jóvenes de 28 y 29 años que han contado con el apoyo de la Junta de Andalucía y de la Universidad de Granada, probaron la validez del invento en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada, a una altitud de casi 2.400 metros de altitud, con unas condiciones similares a las de un viaje de largo recorrido en avión.

El dispositivo tiene la cualidad adicional de que no sólo previene la obstrucción venosa, sino que además reporta bienestar debido al propio ejercicio, de manera que, tras el viaje, puede realizarse una actividad física completamente normal, sin padecer trastornos tan habituales como hinchazón en los pies, dificultad para llevar calzado o cansancio.

El proceso que ha dado como resultado el diseño del prototipo que ahora se comercializa se ha dilatado durante un año, y para llegar a él ha sido necesario diseñar y producir hasta diez modelos diferentes, cada uno de los cuales fue testado y evaluado desde el punto de vista de la eficacia y la calidad.

Vitalis Salud ha puesto en el mercado 20.000 unidades del dispositivo y está en negociaciones con varias compañías aéreas para introducir el producto de forma masiva. El principal objetivo es llevarlo a los establecimientos localizados en los grandes aeropuertos nacionales e internacionales, pero sin descartar otros centros de transporte como las estaciones de trenes o de autobuses.

Por todo ello, se prevé que el producto tenga buena acogida en 2010, llegándose a alcanzar el millón de euros de facturación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios