Impulsan un cultivo de algas para crear biocombustible a partir de aguas residuales

  • El proyecto se desarrollará en Chiclana mediante un consorcio de empresas autóctonas y foráneas

Aqualia y la empresa de depuración Chiclana Natural están ultimando un proyecto tecnológico de cultivo de algas, denominado All-Gas, para la producción sostenible de biocombustibles a partir de aguas residuales. La iniciativa cuenta con el visto bueno de la UE que ha subvencionado el proyecto con más de siete millones de euros, según el responsable de Innovación y Tecnología de Aqualia, Frank Rogalla, empresa que coordina el consorcio de firmas que asumirá el proyecto.

All-Gas encontrará ubicación en las salinas del entorno de la Estación depuradora (EDAR) de El Torno, en Chiclana, y persigue el aprovechamiento de nutrientes contenidos en las aguas residuales para el cultivo de microalgas. Éstas se transformarán en biocombustibles al tiempo que se facilitará la depuración de aguas residuales.

El responsable de Depuración de Chiclana Natural, Jesús Barragán, indicó que, en 2020, el 10% de la composición de los combustibles debe ser biocarburante, por lo que habrá que incrementar las plantas que se dedican a su obtención. Explicó que las ventajas de las algas son muchas: crecen rápido y sólo se necesitaría un 0,1% de la superficie cultivable para conseguir ese 10%. Además, también contribuyen a la eliminación de CO2 de la atmósfera. Rogalla, por su parte, destacó el bajo coste de producción: para obtener un litro de biocombustible se necesitaría una inversión de un euro mientras que para obtener cremas el coste es de 50 euros por litro.

Las empresas que acompañan a Aqualia en el consorcio son las holandesas Feyecom BV y HyGear BV; la austriaca BDI Bioenergía Internacional AG; la turca MTD Mustafa Kemal Ozturk; la Universidad de Southampton de Reino Unido y FhG de Alemania.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios