La Junta lanza un Plan África para potenciar las exportaciones

  • Marruecos simboliza su relación "privilegiada" con Andalucía al enviar a su élite económica al encuentro que reúne en Sevilla a 150 empresarios de ambas orillas.

Comentarios 14

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se anotó ayer un gran éxito diplomático al recibir en el Palacio de San Telmo a la elite económica marroquí encabezada por la presidenta de la Confederación General de Empresarios Marroquíes, Miriem Bensalah-Chaqroun, y el embajador de Marruecos en España, Fadel Benyaich. La delegación empresarial, formada por 50 directivos de primer nivel de las principales compañías del país norteafricano, participará hoy en el Encuentro Empresarial Andalucía-Marruecos, donde se dará cita con un centenar de empresarios andaluces. En su discurso de bienvenida, Susana Díaz anunció el lanzamiento de un Plan África con el que el Gobierno andaluz pretende potenciar el comercio exterior con el continente, que acaparó en 2014 el 6,6% de las exportaciones totales de la comunidad. Entre otras medidas, la iniciativa comprende la apertura en Sudáfrica de una oficina de Extenda-Agencia Andaluza de Promoción Exterior.

La recepción simboliza la "privilegiada" relación entre Andalucía y el país norteafricano, en palabras de Miriem Bensalah-Chaqroun, y constituye uno de los principales frutos de la visita oficial a Marruecos de Susana Díaz del pasado mes de septiembre. El viaje culminó con una entrevista fuera de agenda entre la jefa del Gobierno andaluz y el rey Mohamed VI, quien incluso envió un avión a Rabat para trasladarla a Tetuán. Durante el encuentro, el monarca propuso que la presidenta de la patronal se desplazara a Andalucía para estrechar los lazos económicos entre ambas orillas, sugerencia que se plasma en el encuentro que se celebrará hoy en el Pabellón Hassan II de Sevilla.

Más allá de su destacado contenido económico, la visita tiene un marcado cariz político. En las altas instancias de Marruecos no ha pasado desapercibida la oposición de Susana Díaz a la visita de Diego Valderas en calidad de vicepresidente de la Junta al campamento saharaui de Tinduf, lo que supuso a la postre uno de los motivos de la ruptura del bipartito. También pesa el hecho de que Díaz sea una figura emergente en la política nacional, como se evidenció en la invitación de Mohamed VI, quien no se reunía con un presidente de la Junta desde que recibió a Manuel Chaves en 1999.

Susana Díaz expresó su "sincero afecto" al rey Mohamed VI y resaltó "los intereses compartidos" entre Andalucía y Marruecos. "Compartimos una situación geoestratégica, somos la entrada a dos continentes", señaló la presidenta de la Junta, que recalcó que "si sumamos esfuerzos en la misma dirección veremos incrementar el valor añadido".

"El enfoque y visión del rey de Marruecos va mano a mano con las estrategias de Andalucía, que es un socio estable y querido", incidió Miriem Bensalah-Chaqroun, quien aludió a la "historia común" de ambas orillas del Estrecho para afirmar que "Andalucía es una región mora y Marruecos es en parte andaluz". Por su parte, el embajador marroquí, en su segunda visita a Andalucía desde su nombramiento, recalcó que el encuentro empresarial se inscribe en la "voluntad de acercamiento" del rey Mohamed VI, quien ha dado "firmes instrucciones para que se concrete con el máximo éxito".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios