La Junta quiere ampliar el ERTE de Astilleros en Huelva

  • El expendiente se mantendría al menos tres meses y aliviaría la deuda de la empresa

La hoja de ruta que la Junta ha programado para Astilleros, pendiente de un debate abierto con la empresa, pasa por la ampliación del expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que está ejecutando en la actualidad en la naval onubense. La propuesta de la Administración a la empresa contempla así la cesión de la licencia de construcción naval en Huelva, el saneamiento de parte de la deuda de la empresa con las ayudas por cese de actividad y la ampliación del ERTE durante un mínimo de tres meses. En ese tiempo, se reorganizaría la empresa y se produciría el cambio accionarial, la entrada de nuevos socios que se harían cargo de la gestión de Astilleros de Huelva y Sevilla. A partir de ahí, la factoría onubense se dedicaría a otras actividades.

Ése es, según fuentes cercanas al proceso, el planteamiento completo de la Administración regional que ha rechazado inicialmente la naval. Astilleros de Huelva (y sus dos auxiliares, Nueva Lima e Instalaciones Industriales y Navales de Huelva) está ejecutando un ERTE que afecta a un 257 trabajadores, el 77% de la plantilla, hasta el próximo 15 de enero. Es ese ERTE el que la Junta prevé ampliar hasta que se resuelva el futuro de la empresa, un futuro que la Junta deja en manos de los nuevos inversores, sobre los que sigue sin concretar nada.

Los actuales propietarios de la naval se niegan a la pérdida de control de la compañía tal y como la plantea la Junta, aunque ésta reitera que la solución para la empresa pasa por la entrada de nuevo capital. El delegado del Gobierno andaluz, Manuel Alfonso Jiménez, fue claro ayer al respecto: "La situación de Astilleros de Huelva es muy difícil, el volumen de deuda que arrastra la hace insostenible. Por tanto, teniendo en cuenta que se trata de una actividad privada y que queremos que siga habiendo una actividad privada serán los que pongan su dinero los que decidan".

Otras fuentes cercanas a la negociación aseveran que la Junta ha planteado su propuesta a la empresa en otros términos, pasando primero por el cese de actividad en Huelva. Con esa cesión de la licencia de construcción de barcos el astillero tendría acceso a subvenciones europeas, puesto que el marco comunitario de ayudas se contemplan éstas para el cierre total o parcial de astilleros para pagar conceptos como indemnizaciones a trabajadores, servicios de consulta o gastos para la adaptación de las empresas para usos distintos de la construcción naval.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios