La Junta destaca el potencial "no desarrollado" del turismo accesible

  • Reyes destaca en el Andalucía Lab que un 40% de los españoles pueden requerir algún servicio adaptado · "Puede generar muchísimo empleo y experiencias", dice

La accesibilidad como oportunidad para diferenciarse de otros destinos y liderar un nuevo modelo turístico en el siglo XXI, basado en la sostenibilidad, excelencia e innovación, es uno de los retos de la Junta de Andalucía, según indicó ayer la secretaria general para el Turismo, Montserrat Reyes, quien insistió en el potencial "no desarrollado" de un mercado clave para la comunidad.

Reyes participó en el foro Accesibilidad y turismo, organizado por el centro de innovación turística Andalucía Lab, ubicado en Marbella, donde se analizaron estrategias y experiencias tanto públicas como privadas para adaptar los destinos y hacerlos más competitivos. Contó con la asistencia de 200 personas.

"Cuando hablamos de accesibilidad hablamos de personas con alguna discapacidad física, psíquica o sensorial", pero también de "un mercado que hoy por hoy no está totalmente desarrollado", por lo que es "un nicho de negocio muy importante que puede generar muchísimo empleo y muchas experiencias", aseguró. Recordó que un 40% de los españoles pueden requerir en algún momento servicios turísticos accesibles. A nivel europeo, hay 52 millones de personas con alguna discapacidad, de las cuales alrededor del 70% tienen capacidad y deseos de viajar. En Andalucía, 700.000 personas sufre alguna minusvalía.

No obstante, la estancia media del turista con problemas de accesibilidad suele ser superior que la del turista convencional, y "son personas que vienen acompañadas, con lo cual son turistas que generan un gasto diario superior al turista estándar", subrayó.

Adaptar un destino supone "la modificación de todo lo que son las estancias, alojamientos, espacios abiertos, accesos a las playas o entorno de las ciudades".

Por otro lado, Reyes señaló que el Plan Qualifica de la Costa del Sol va a poner a disposición de los Ayuntamientos una serie de proyectos para "la adaptación de las zonas de acceso y de baño de las playas con la utilización de los espigones como espacio de baño especializado para personas con discapacidad física".

También puso en valor la presencia de operadores específicos del turismo senior, relacionado con la tercera edad, que presentan "determinados problemas de accesibilidad y de movilidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios