La Junta presentará "alegaciones formales" a la cifra de déficit andaluz

  • Dice que, con los 3.000 millones que el Estado debe a la región, se cumpliría el objetivo

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, avanzó ayer que presentarán "alegaciones formales" a las cifras del déficit andaluz presentadas por el Estado, que sitúan el desvío de la comunidad en el 3,22% a cierre de 2011.

La consejera de Hacienda y Administraciones Públicas, Carmen Martínez Aguayo, explicó que, con los casi 3.000 millones de euros que Andalucía reclama al Estado, la región habría cumplido "escrupulosamente" el objetivo del 1,3%. Según concretó, en la cifra de déficit anunciada por el Ejecutivo no se ha computado el montante de 1.504 millones acordados en la comisión bilateral entre el Gobierno Central y el andaluz, y que son resultado de las inversiones en los ejercicios de 2008 y 2009. A esta cifra habría que sumar otros 1.379 millones correspondientes al Fondo de Competitividad de 2011, "que no se ha remitido por una decisión unilateral del Estado", subrayó Aguayo.

Por su parte, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, replicó ayer en Sevilla que Andalucía ha quedado en una posición de "incumplimiento", con una "desviación importante", sobre todo, para el pago a proveedores, algo que "pone en riesgo a las empresas". Montoro dijo que la comunidad debe reaccionar con planes de estabilidad y que desde el Gobierno se promoverá el pago a los proveedores que están pendientes de los presupuestos de la Junta y de los Ayuntamientos.

En este contexto, el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, aceptó ayer la propuesta del jefe de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, de celebrar una cumbre de presidentes autonómicos antes de verano en la Comunidad Valenciana para "fijar las competencias" de las comunidades y poner en común las medidas a aplicar para cumplir con los objetivos de déficit.

Fabra calificó el encuentro como "fundamental" porque, dijo, es necesario revisar las estructuras actuales, así como el papel y dimensión de la Administración con el objetivo de ser "más eficaces y austeros". "No somos 17 Estados que tengamos que competir, tenemos que colaborar todos en la misma dirección y adoptar decisiones", puntualizó el presidente valenciano antes de añadir que la "nueva realidad de la Administración y la distinta realidad social implica el encuentro" que establecerá las nuevas relaciones Estado-autonomías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios