La futura Ley del Autónomo apuesta por sectores sostenibles

  • El borrador del anteproyecto incluye la creación de un sistema propio para la resolución de conflictos laborales y el refuerzo del asociacionismo del colectivo

Comentarios 1

La Consejería de Empleo ha iniciado un periodo de debate, junto a sindicatos y patronal de empresarios, para elaborar el borrador del anteproyecto de la futura Ley de Promoción del Trabajo Autónomo. Esta nueva normativa pretende aglutinar todas las medidas que fomenten la figura del trabajador autónomo, y propone, entre otras novedades, la creación de un sistema propio para la resolución extrajudicial de conflictos en el ámbito profesional del trabajo autónomo, adscrito al Sercla.

El borrador, elaborado por un comité de expertos en base a las directrices que marca el Estatuto del Trabajador y del VII Acuerdo de Concertación Social, propone también conceder ayudas sociales al inicio de la actividad, ya sea para quienes se acojan a la modalidad de pago único de la prestación por desempleo o ayudas a la cotización a la Seguridad Social.

Con la nueva normativa se persigue además, suscribir convenios con la Seguridad Social para dar ayudas de bonificaciones a las cotizaciones en actividades artesanales o artísticas y, en el sector agrario, se estudia implantar ayudas a favor del cónyuge del titular de la explotación. En caso de suspensión de actividad, se han planteado ayudas en causas objetivas y acreditadas y que planteen un proyecto de renovación.

Junto a estas medidas, el borrador plantea la promoción del asociacionismo, a través de la creación de un registro de asociaciones de autónomos diferenciado del resto y de un Consejo Andaluz del Trabajo Autónomo, que se convertiría en el órgano de participación institucional de dichas asociaciones.

Por otro lado, en este paso previo a la redacción del anteproyecto de Ley, se propone la creación, por parte del SAE, de un sistema de asesoramiento integral al autónomo, garantizando su eficacia a través del estudio y prospección de las oportunidades de negocio manifestadas en las diferentes zonas.

En cuanto a la prevención de riesgos laborales, se prevé el desarrollo de campañas de información y sensibilización; formación y asesoramiento técnico; subvenciones a los medios de seguridad en algunos supuestos y vigilancia de los establecimientos. Todas las políticas a favor de los autónomos vendrán contempladas en un Plan Estratégico, y contarán con un sistema de evaluación. Asimismo, se constituirá un Observatorio del Trabajo Autónomo, que será un órgano de apoyo técnico de estudio y análisis permanente del sector ( empleo, accidentes , etc.).

La nueva normativa incorpora el incentivo prioritario a los proyectos vinculados a una economía sostenible (medio ambiente, atención a la dependencia o rehabilitación de viviendas). Además, se concederán ayudas al inicio de la actividad y para su posterior consolidación.

Por otro lado, el borrador propone el diseño de un conjunto de políticas activas para autónomos, con una discriminación positiva a grupos con mayores dificultades para acceder al mercado de trabajo. Estos incentivos, que dan prioridad a los autónomos con menos de cinco trabajadores o sin trabajadores, podrán ser bonificaciones, desgravaciones y exenciones fiscales; o subvenciones al establecimiento de actividad, a la asistencia técnica, a la formación y reciclaje profesional, a la contratación indefinida o a la conciliación de la vida laboral y familiar. Todas estas subvenciones vendrán contempladas en la nueva orden, cuya aprobación está prevista para los próximos meses, y estará dotada con una inversión de 50 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios