Málaga monopoliza las operaciones de compra de hoteles en Andalucía en 2017

  • Las ocho ventas, valoradas en 320 millones de euros, corresponden a esta provincia, según un informe realizado por Deloitte sobre el sector

Uno de los hoteles vendidos este año en Málaga. Uno de los hoteles vendidos este año en Málaga.

Uno de los hoteles vendidos este año en Málaga. / j. albiñana

La provincia de Málaga, de manera más precisa la Costa del Sol y su capital, sigue despertando el "apetito" de grandes grupos de inversión hoteleros nacionales e internacionales. Según el estudio The Hotel Property Handbook 2017, elaborado por Deloitte, en los primeros once meses del presente ejercicio se han cerrado ocho operaciones de transacciones hoteleras valoradas en unos 320 millones de euros, lo que equivale a prácticamente el 100% de las operaciones registradas en Andalucía y el 12% de las de ámbito nacional (valoradas éstas en 2.700 millones de euros).

Este montante supone un crecimiento considerable respecto a lo ocurrido en 2016, cuando se formalizó la transacción de seis establecimientos por 139 millones en esta provincia. Es decir, de un ejercicio a otro, Deloitte constata un incremento del 130% en las inversiones. A nivel andaluz, el incremento fue del 26% y de las 23 operaciones realizadas en la región en los dos últimos años sólo nueve correspondieron a otras provincias, mientras que 14 fueron en Málaga.

Según el estudio, este incremento de la inversión hotelera, "difícilmente sostenible" en el largo plazo, se ha traducido en la apertura de 10 nuevos hoteles este año con 800 camas más y en la reforma de otros tres que suman más de 1.000 plazas.

Y pese al incremento de la oferta la previsión no es que bajen los precios sino todo lo contrario. Los precios "sorprendentemente bajos" de los hoteles explican que se atraiga la inversión de fondos que están sustituyendo a los hoteleros tradicionales. "Apuestan fuerte por inversiones hoteleras donde haya que meter mucho dinero en reconversión para operar a tarifas que sean el doble de las actuales", señala Javier García Mateo, socio de Deloitte. La idea de estos inversores es "reposicionar los proyectos a los estándares de calidad que demandan los operadores de primer nivel para operar a tarifas mucho más altas y comparables a otros mercados europeos".

Esta tendencia ya se ha empezado a manifestar en los últimos años, como demuestra el hecho de que la comunidad se haya convertido en la segunda más rentable en ingresos por habitación, sólo por detrás de Baleares. De hecho, desde 2013 se han incrementado en la región un 49% los ingresos por habitación en la costa andaluza (frente al 41% en España), con zonas como la Costa Tropical (68%) o la Costa del Sol (58%) por encima de la media. En esta media está Huelva (50%) mientras que Almería está algo por debajo (58%) y la Costa de la Luz de Cádiz es la que menos crece (27%), con un significativo descenso este año además. En el caso de Huelva, Javier García Mateos, aseguró sobre la oferta hotelera "no responde al nivel de las playas que tiene", y puso de ejemplo los 75 euros por habitación que se cobran por noche en hoteles de la máxima categoría cuando deberían cobrar 350 euros como mínimo si reforman el establecimiento para hacerlo innovador. García Mateos lamenta que los propietarios de estos hoteles se nieguen a hacer esas reformas por no tener cerrado el hotel unos meses, pese a las ventajas que lograrían una vez renovado. El gran problema de Andalucía, afirma, sigue siendo la estacionalidad, ya que más del 80% de los establecimientos cierra en temporada baja. Por lo que respecta a las ciudades, Sevilla, Málaga y Granada "se acercan cada vez más a los líderes nacionales con la puesta en marcha de ambiciones planes estratégicos de turismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios