El Miramar abrirá sus puertas en 2015 tras una inversión de unos 60 millones de euros

  • El hotel cinco estrellas gran lujo contará con 191 habitaciones, de ellas nueve suites especiales

Las obras de rehabilitación del Palacio Miramar de Málaga como establecimiento hotelero de cinco estrellas comenzarán en 2012, con el objetivo de que sea inaugurado en el verano de 2015, según las previsiones de la empresa propietaria, Hoteles Santos.

La recuperación de este inmueble, que quedó libre en enero de 2008 con el traspaso de órganos judiciales a la Ciudad de la Justicia, supondrá una inversión aproximada de 60 millones de euros, que se desglosa en unos 40 millones de las obras (incluido el aparcamiento) y los 21 millones empleados en su adquisición.

El presidente del grupo hotelero, José Luis Santos, confesó ayer en rueda de prensa la "ilusión" que le hace devolver a este edificio su "plenitud", e indicó que intentarán mantener el nombre de Miramar o bien el originario de Príncipe de Asturias, con el que fue inaugurado en 1926 por el rey Alfonso XIII.

En cuanto a los plazos, afirmó que se pretende presentar la solicitud de licencia este verano y confían en disponer de ella a principios de 2012, para que a lo largo del próximo año puedan empezar las obras, que durarán 30 meses.

El establecimiento, que contará con un total de 191 habitaciones (de ellas nueve suites especiales y 14 júnior), tendrá 200 trabajadores, según Santos.

El autor del proyecto de rehabilitación, el arquitecto José Seguí, afirmó que con el hotel se recuperará "un trocito de la historia de la ciudad", y pronosticó que se convertirá en el "punto de encuentro que la ciudad no ha tenido" para actos lúdicos y sociales. "Será el mejor hotel de Andalucía sin lugar a dudas", apostilló.

El consejero andaluz de Turismo, Comercio y Deporte, Luciano Alonso, felicitó a Hoteles Santos por esta apuesta e hizo hincapié en que Málaga cuenta con "la mejor Ciudad de la Justicia" de Andalucía y con el "destino" que los malagueños querían para el Miramar.

Por su parte, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, destacó el crecimiento turístico que ha experimentado la ciudad y expresó su confianza en que este establecimiento servirá para consolidar su prestigio.

El inmueble, diseñado por el arquitecto Fernando Guerrero Strachan, cuyos nietos acudieron al acto, fue transformado en hospital durante la Guerra Civil, y tras el desarrollo que experimentó el turismo en las localidades de la Costa del Sol acabó cerrando en 1968, hasta que en 1987 fue remodelado para albergar el Palacio de Justicia. Con este proyecto, el edificio recuperará su uso hotelero casi medio siglo después.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios