Moncloa intenta sin éxito que Obama y McCain respalden la presencia de España en la cumbre

  • Sarkozy convoca a los líderes de la UE el 7 de noviembre para preparar la cita de Washington

Comentarios 6

El Gobierno no se resiste a que España quede relegada de la cumbre que el próximo 15 de noviembre debatirá el futuro del sistema financiero internacional. Fuentes de Moncloa aseguraron ayer que están realizando gestiones "en todas las direcciones, con todo del mundo y a todos los niveles" para que finalmente Zapatero pueda sentarse, de igual a igual, en Washington con los líderes del G20 (el grupo de países desarrollados y emergentes, al que no pertenece España y al que de momento se reduce la participación).

El Ejecutivo insiste en que no es un "capricho" que España pretenda estar en una cumbre de tal calibre, sino una consecuencia lógica de su peso económico en el mundo y de la "fortaleza" de su sistema financiero. Además, recuerdan que ya cuentan con el apoyo de Francia, el Reino Unido y la Comisión Europea. Las mismas fuentes confirmaron que no ha existido conversación telefónica entre Zapatero y Bush, y se negaron a precisar si el Rey ha realizado alguna gestión.

Mientras tanto, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, convocó ayer una reunión extraordinaria de jefes de Estado y de Gobierno de la UE el 7 de noviembre para preparar la de Washington del día 15.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios