La OCDE ve solvente a España porque su deuda aún es "manejable"

  • Tilda de "positiva" la reforma del sistema de pensiones planteada por el Gobierno ya que supondría una mejora de la calificación crediticia de España, colocando su deuda a unos precios más bajos.

Comentarios 4

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, aseguró que en el caso de España no hay motivos para cuestionar la solvencia financiera del Gobierno, al tiempo que vaticinó que 2010 será un año "plano o flojo" para la economía española, que mejorará en 2011.

Preguntado por si la situación de España se puede comparar a la de Grecia, Gurría señaló que ambos países son incomparables, tanto en términos de deuda como en la situación general de la economía de cada país.

Durante su participación en los desayunos del Foro Cinco Días, Gurría destacó el "valor, el coraje y la determinación" del Ejecutivo español por las "importantes medidas" anunciadas recientemente para atajar la situación, entre las que destacó el plan de austeridad y la intención de reestructurar el modelo económico.

Gurría explicó que no hay que dudar de la solvencia española porque en comparación con otros países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y de la Unión Europea, el peso de la deuda es todavía moderado (55% del PIB en 2009), la presión fiscal es modesta y el sector financiero es solvente.

No obstante, advirtió, España debe adoptar medidas para detener el rápido incremento de la deuda pública y garantizar su sostenibilidad a largo plazo, mediante una combinación de la consolidación de las finanzas públicas y las reformas estructurales.

Añadió que la consolidación fiscal requiere aumentar los ingresos y recortar el gasto, al tiempo que consideró inviable bajar ahora la presión fiscal dado el estado de las finanzas públicas.

Consideró que las subidas de impuesto serían "menos perjudiciales" para el crecimiento si se centrasen en los bienes y el consumo, en vez de en los ingresos.

Gurría abogó por recurrir a los "ingresos verdes" derivados de los "ecoimpuestos" y del comercio de las emisiones de CO2.

En materia de gasto, el secretario general de la OCDE afirmó que se debería dar prioridad a aquellos programas que favorecen el crecimiento, en particular el desarrollo de capital humano, de la innovación y de la inversión.

Respecto a la reforma del sistema de pensiones planteada por el Gobierno, la tildó de "positiva" y señaló que es una buena señal de futuro que, de llevarse a cabo, conllevará una mejora de la calificación crediticia de España que podría colocar así su deuda a unos precios más bajos.

Sobre cuándo saldrá España de la crisis, Gurría dijo que este año será un año "flojo o plano" y pronosticó que 2011 será mejor, entre otras cosas, "porque el entorno será también mejor".

La recuperación a nivel general llegará cuando se pase de una recuperación inducida a base de "billetazos" a otra "autosostenida" por un crecimiento que no dependa de ayudas públicas y que permita crear empleo, añadió.

"Internacionalmente, 2011 será mejor que 2010 y España se beneficiará de eso", afirmó Gurría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios