El OEA pide suprimir las diputaciones para reducir gasto público ante la crisis

  • El Observatorio Económico de Andalucía propone acotar la política social a las clases bajas en detrimento de las medias

En tiempos de crisis, la mejor solución pasa por utilizar la tijera, especialmente en las partidas de gasto público. El Observatorio Económico de Andalucía (OEA), foro independiente de expertos económicos que funciona desde hace dos décadas, renovó ayer su mensaje a favor de reducir los gastos de las administraciones y añadió una contundente medida a su catálogo de recomendaciones: la supresión de las diputaciones provinciales.

"Desarrollan una función, la de transferir fondos desde el Gobierno y la UE a los ayuntamientos, que a día de hoy ya no tiene ningún sentido. Creemos que son entes caros, incompetentes y prescindibles", aseguraron Joaquín Aurioles, presidente del OEA, y Rafael Salgueiro, miembro del foro, durante la presentación ayer en Sevilla de su análisis de la crisis internacional vista desde la óptica andaluza. En su lista de posibles entes u organismos públicos a eliminar incluyeron, "por ejemplo", el Consejo Audiovisual de Andalucía o un número indeterminado de consejerías (actualmente existen 15).

Otro de los mensajes lanzados a la Administración, con respecto a posibles actuaciones a corto plazo, fue también políticamente incorrecto: "El gasto social derivado de la economía del bienestar debería ralentizarse en su aplicación a las clases medias y altas para orientarse preferentemente a las clases más necesitadas".

No obstante, Aurioles reconoció que los miembros del OEA lanzan estos mensajes desde una posición "muy cómoda".

Más en general, y sobre la actual coyuntura, Aurioles sentenció: "No hay política económica andaluza o española que nos saque de la crisis. Además, España y Europa están siendo bastante pasivas hasta ahora en relación con EEUU. Las medidas políticas sólo lograrán, en el mejor de los casos, que en la transición hasta el momento de la recuperación haya el menor número de bajas posible y el país quede en la mejor posición una vez cambie el ciclo". "Lo peor que nos podría pasar es que cayeran empresas saneadas que puedan superar la crisis, pero no lo hagan por falta de acceso al crédito", añadió.

En este asunto de la restricción de los préstamos, Aurioles fue muy crítico con la actitud de los bancos comerciales europeos que, a su juicio, "están utilizando los fondos que inyecta el Banco Central Europeo para autosanear sus balances, con lo que ese dinero no llega finalmente a las pymes que lo necesitan". Ante ello, y ya que "el sector público no puede suplir la falta de financiación", pidió que los bancos centrales de los miembros de la UE "controlen que esas inyecciones de liquidez se utilizan para el fin con el que han sido lanzadas por el BCE".

Con respecto a las cajas de ahorros andaluzas, reiteraron su mensaje de que deben profundizar en la profesionalización de su gestión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios