ONO recortará hasta 1.300 empleos en España, el 30% de la plantilla

  • La crisis también sacude al operador de cable, que según los sindicatos podría eliminar hasta 120 puestos en Andalucía

La crisis ha provocado que las empresas se hayan lanzado en los últimos meses a reajustar sus plantillas. ONO se sumó ayer a todas ellas con el anuncio de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a 1.300 personas en España, lo que supone un 30% de la plantilla total del operador de telecomunicaciones. La empresa no ha detallado aún en qué proporción afectará el ERE a los trabajadores andaluces. Sin embargo, desde CCOO ya se han hecho unos cálculos aproximados. "En Andalucía hay actualmente unos 400 trabajadores repartidos por todas las provincias. La que acoge a mayor número de trabajadores es Cádiz con 150, seguida de Sevilla con 110 y Málaga 80, y en el resto de provincias hay entre 15 y 20. Desde el sindicato prevemos que alrededor de 120 trabajadores se vean afectados", afirmó Alberto Salas, de la sección de Telecomunicaciones.

Se trata de cifras aproximadas, ya que la empresa no presentará la memoria (documento en el que se explican y se justifican las razones) hasta el lunes. La compañía que preside Antonio Galdón ya se ha puesto en contacto con los representantes sindicales de los trabajadores para explicarles el plan social diseñado para "hacer frente al drástico empeoramiento del entorno macroeconómico" y que comenzará a redactarse el próximo miércoles. Para Salas, el sector de las telecomunicaciones no se encuentra "especialmente castigado por la crisis", pero las compañías recurren a ella para justificar "reestructuraciones que no tienen razones objetivas", comenta.

Además, para los sindicatos este ERE es especialmente traumático ya que en octubre de 2007 se cerró otro y "los trabajadores que en aquel momento pudieron prejubilarse o llegar a acuerdos voluntarios lo hicieron, por lo que ahora queda un plantilla con una media de edad muy joven que no llega a la fijada para prejubilarse, por lo que los despidos pueden ser más traumáticos". A juicio de los sindicatos, este nuevo recorte supone, además, el incumplimiento de una de las cláusulas contenidas en el plan social del ERE de octubre del año pasado, "que obligaba a la compañía a no volver a realizar un reajuste de plantilla en los próximos dos años", por lo que se tendrán que analizar todos estos aspectos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios