Opel mantendrá la producción de Figueruelas pese a los 900 despidos

  • El grupo automovilístico suprime 8.300 empleos en Europa · La planta zaragozana opta a fabricar los nuevos Corsa y Combo

El productor automovilístico Opel reducirá 8.300 empleos en Europa, de ellos 900 en Figueruelas (Zaragoza), que mantiene la capacidad de producción instalada -sus dos líneas de producción y compartirá la fabricación del modelo Corsa con la factoría de Eisenach- y podría lograr los nuevos Corsa y Combo.

El consejero delegado de Opel/Vauxhall, Nick Reilly, dijo ayer en Fráncfort que la compañía reducirá la capacidad de producción un 20% en Europa, para lo que recortará 8.370 empleos de los 50.000 actuales. El plan de viabilidad, que ha sido apoyado por la empresa auditora Warth & Klein, contempla una reducción de 7.000 empleos en producción y 1.300 en administración. Además, prevé cerrar la fábrica de Amberes (Bélgica), donde trabajan 2.377 personas.

"Nos alegramos de tener una confirmación independiente de la viabilidad de nuestro plan, que muestra el camino claro para lograr una rentabilidad sostenida", dijo Reilly. La filial de la estadounidense General Motors, que quiere ser productor automovilístico líder en Europa, invertirá 11.000 millones de euros los próximos cinco años para renovar un 80% de la cartera de productos. La compañía quiere introducir ocho nuevos modelos en 2010, entre ellos nuevas versiones del Meriva, Corsa, Movano y Astra Sports Tourer, así como otros cuatro en 2011.

El plan de viabilidad es la condición para lograr las ayudas públicas de los países Europeos en los que Opel tiene fábricas y a los que pide 2.700 millones de euros mediante créditos o garantías.

El director de Manufacturas de Opel, Reinald Hoben, dijo que Figueruelas, donde trabajan unas 7.000 personas, producirá el nuevo Combo y otros derivados del Corsa GSV (Global Small Vehicle) si la compañía marcha bien. Opel prevé seguir con las dos líneas de producción en Figueruelas, que será la factoría líder para la plataforma de vehículos pequeños del nuevo Corsa a partir de 2013.

Hoben añadió que Opel intenta lograr con los sindicatos españoles una solución "responsable desde el punto de vista social" para los 900 trabajadores que van a perder su empleo en Figueruelas. Por su parte, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, indicó que "el sacrificio" que se pide a la planta de Figueruelas es "alto", por lo que se reunirá con los sindicatos y con el Gobierno aragonés para evaluar el impacto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios