Economía

El PP pide a PSOE y C's que no veten el nuevo cálculo de las pensiones

  • Los socialistas creen que se trata sólo de un "globo sonda" lanzado por la ministra Báñez

Fátima Báñez, ayer, en el Senado. Fátima Báñez, ayer, en el Senado.

Fátima Báñez, ayer, en el Senado. / Kiko Huesca efe

Comentarios 2

El vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, pidió ayer al PSOE y a Ciudadanos que "no se bloqueen" y "busquen excusas" para rechazar "a la primera" la propuesta sobre pensiones de su grupo parlamentario en la comisión de seguimiento del Pacto de Toledo.

Dicha propuesta, anunciada ayer por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, consiste en ampliar el periodo del cálculo de la pensión a toda la vida laboral de forma voluntaria, de modo que beneficie a aquellos trabajadores que cotizaron más en los primeros años o hasta la mitad de su vida laboral, pero que en los últimos ejercicios no lo han podido hacerlo con tanta intensidad.

CCOO se muestra dispuesto a negociar la oferta en el marco del Pacto de Toledo

A juicio de Maroto, esta propuesta se ha de refrendar en el Pacto de Toledo, donde espera "un apoyo mayoritario" por parte del PSOE y Ciudadanos.

El vicesecretario de los populares añadió que ésta es una propuesta que va a afectar "individualmente" a cada pensionista, aunque sin perder de vista que se trata de una cuestión "en positivo" para el sistema de pensiones.

No obstante, no ha podido especificar cómo se va a sufragar esta propuesta según el estado actual de la "hucha de las pensiones" y toda vez que significaría que el Estado comience a abonar pensiones más altas.

En este sentido, puntualizó que ésas son "cuestiones adicionales" y que el Gobierno habrá de buscar "fórmulas para sufragar esto", aunque se ha mostrado esperanzado de que la tendencia en el empleo logre que en el año 2019 ya haya "veinte millones de puestos de trabajo en España".

Tampoco quiso valorar las declaraciones de la ex vicepresidenta del Congreso y actual diputada del PP Celia Villalobos, en las que aseguraba, sin aportar datos al respecto, que hay "un número importante" de pensionistas que están más tiempo "cobrando la pensión" que "trabajando".

A este respecto, reflexionó que "son maneras distintas de hablar de una misma realidad", que es que "la situación de la vida laboral y la esperanza de vida en España y en Europa es un debate que está abierto, una realidad que está en la calle y un debate que afecta al Pacto de Toledo en su conjunto".

Ciudadanos ve posible ampliar el periodo de cálculo de las pensiones públicas, aunque considera que lo más importante es emprender reformas estructurales que atajen el que identifica como el problema principal del sistema, la falta de ingresos suficientes. "No me parece mal extender la vida laboral y que se cuente. Me parece de justicia", dijo el portavoz económico de Ciudadanos en el Congreso, Toni Roldán, quien valoró también como "positiva" la propuesta de Báñez. Para valorarla, puso el ejemplo de las personas "que se han caído en la crisis y que hace cinco o siete años que no trabajan". "Les van a contar los últimos años y lo que queremos es que les cuenten y se refleje realmente lo que han trabajado a lo largo de la vida", argumentó.

En todo caso, incidió en que "ir poniendo parches no es la solución" e instó a "abordar los problemas de fondo, que son los de los ingresos en el sistema".

El PSOE volvió a cargar contra la propuesta y opina que es "un globo sonda" y supone "una tomadura de pelo al Pacto de Toledo". Así lo manifestó la portavoz de los socialistas en esta comisión parlamentaria, Mercè Perea, quien reconoció su "perplejidad" sobre una propuesta que, sostuvo, "confirma la voluntad del PP de derivar a la larga el sistema público de pensiones a un sistema privado".

Unidos Podemos cree que ampliar a toda la vida laboral el cómputo de la pensión supone "un crimen contra el pensionista" y reclama que se permita elegir los mejores 240 meses cotizados para que la prestación sea "la mejor posible", según declaró su portavoz laboral, Alberto Rodrígue.

CCOO está dispueto al menos a discutirlo. El secretario de Políticas Públicas del sindicato, Carlos Bravo, dijo ayer que están dispuestos a aceptar el diálogo con el Gobierno en el marco del diálogo social y del Pacto de Toledo para comprobar la viabilidad de la propuesta de la ministra de Empleo, Fátima Báñez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios