El PP exige un debate en el Congreso sobre los efectos de la subida del IVA

  • El PP cree que el PSOE sólo quiere hablar de pactos "en etéreo" y le exige medidas o asumir sus alternativas

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, constató este viernes, tras reunirse con su homólogo del Grupo Socialista, José Antonio Alonso, para explorar la posibilidad de acuerdos económicos, que ni el Ejecutivo ni el PSOE están "dispuestos a asumir con decisión la responsabilidad de gobernar y proponer medidas" y que únicamente quieren hablar de "pactos en etéreo". La dirigente del PP dejó claro que su partido participará en todos los foros que convoque el Gobierno, pero exigió "lealtad" y un diálogo "bidireccional", es decir, que se tengan en cuenta sus propuestas.

Así se pronunció Sáenz de Santamaría después de mantener con Alonso el que ha sido el último encuentro de la ronda que el dirigente socialista abrió con los grupos parlamentarios la semana pasada y que se ha celebrado en paralelo a la auspiciada por el Gobierno. A la reunión acudieron también los secretarios generales de los dos grupos, Eduardo Madina (PSOE) y José Luis Ayllón (PP). 

En su conversación con el portavoz socialista, le trasladó que la "voluntad de diálogo" de su partido es "bidireccional": "Estamos dispuestos a estudiar cuantos asuntos nos planteen, pero también pedimos la máxima colaboración con las iniciativas que viene presentando el PP y que sean receptivos", reclamó. 

Además, demandó a los socialistas que no "excluyan ningún tema" en los debates. Y es que el PP echa en falta algunos asuntos en el temario propuesto por el Gobierno, especialmente los relativos a la fiscalidad, la reforma del mercado laboral y otras reformas estructurales que son imprescindibles para el primer partido de la oposición.

En este contexto, mostró su preocupación por el hecho de que el PSOE quiera centrar todo en la futura Ley de Economía Sostenible, que tendrá efectos dentro de "15 0 20 años", en lugar de trabajar sobre las cuestiones que el PP juzga más urgentes.

Las previsiones ya no duran ni 24 horas

Tal y como ayer hizo su compañero Cristóbal Montoro tras su primer contacto con la 'troika' gubernamental encargada de buscar acuerdos políticos, Sáenz de Santamaría puso especial énfasis en pedir la rectificación de la subida del IVA prevista para el mes de julio y que es, desde su punto de vista, "la única medida que el Gobierno tiene decidida y aprobada".

Dado que la Comisión Europea advirtió ayer de que esta medida impositiva puede generar aún más problemas en la economía por su incidencia en el consumo, el PP quiere que el Congreso celebre un debate sobre la subida de impuestos y ha solicitado que la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, acuda a la Cámara a explicar los "efectos perniciosos" que tendrá esta medida y el hecho de que pueda "dar al traste" con las previsiones de crecimiento del Gobierno.

En este punto recordó que, mientras el miércoles Salgado pronosticó para este año un crecimiento negativo del 0,3 por ciento, Bruselas fijo ayer una previsión del 0,6 por ciento. "A Zapatero le duran las previsiones 48 horas, pero a la vicepresidenta no le duran ni 24", comentó.

Zapatero debe reflexionar sobre el IVA

La dirigente 'popular' explicó que Alonso le había trasladado que "el tema impositivo es del Ejecutivo y que no se verá en ninguna mesa porque España no está para bajar impuestos", pero ella insistió en pedir, especialmente al presidente del Gobierno, una "reflexión" sobre la subida del IVA y sobre la "sinceridad" de las ofertas que está haciendo a la oposición. 

Otro de los temas que más preocupa al PP es la necesidad de aplicar una política de austeridad que permita recortar el déficit y la deuda públicos. Durante la reunión, Sáenz de Santamaría informó a Alonso de la moción que el PP someterá a votación en el Pleno el 9 de marzo. Según dijo, ha querido que el PSOE sea el primero en conocerla por "lealtad", pero Alonso ya le ha dicho que no podrán apoyarla.

En realidad ese texto es un compendio de medidas que el PP ha venido planteando en el Congreso en las últimas semanas. En concreto, reclaman una verdadera estabilidad presupuestaria que implique a todas las administraciones con techos de gasto específicos para cada una, reformar el sector público, doblar el recorte de gasto para este año y que llegue a 10.000 millones y cumplir los acuerdos del Congreso sobre reducción de ministerios y los altos cargos.

En cuerpo y alma contra la crisis

Habida cuenta de que el discurso de la portavoz 'popular' desde su firmeza en las exigencias al Gobierno fue bastante más moderado que el que ayer empleó Montoro tras el encuentro con el Gobierno, a Sáenz de Santamaría se le preguntó si ha habido un cambio de tono en el PP, pero ella negó la mayor. 

"El PP es el mismo en un sitio y en otro", zanjó, recalcando que el Parlamento "es el centro del debate político", abogando por priorizar los acuerdos en su seno e incidiendo su "sorpresa" por "la falta de medidas" del Ejecutivo. Así, hizo hincapié en que "es momento de gobiernos de acción" que "aborden los problemas, tomen decisiones y digan la verdad a los ciudadanos". 

También aprovechó para replicar al portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, quien ayer comentó que el PP parecía estar "en cuerpo" en la cita con el Gobierno, pero no "en alma". "Nosotros tenemos el cuerpo y el alma en sacar a este país de la crisis como lo hicimos en 1996", apuntó. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios