El Parlamento Europeo allana el camino al acuerdo agrícola con Marruecos

  • La Comisión de Comercio apoya el protocolo a veinte días de la votación definitiva

El sector hortofrutícola español perdió ayer una batalla en su lucha por frenar el nuevo acuerdo agrícola de la UE con Marruecos, que prevé una mayor liberalización de las exportaciones. La Comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo respaldó el protocolo, con 23 votos a favor, cinco en contra y una abstención. Los únicos que mostraron su rechazo fueron tres eurodiputados españoles -dos del PP y uno del PSOE- y los dos del grupo de los Verdes. Entre estos últimos se encuentra José Bové, encargado de elaborar un informe previo en el que desaconsejaba el acuerdo por favorecer sólo a grandes inversores y no a la población local, por la sobreexplotación de los recursos hídricos, por perjudicar a los productores europeos y porque posiblemente no esté conforme con los tratados internacionales, al incluir el territorio del Sahara. Los miembros de la Comisión Internacional, en cuatro enmiendas presentadas por grupos de distinto signo, han rechazado el informe de Bové, dando luz verde al protocolo.

A pesar del revés, la guerra no está perdida. La Comisión de Comercio, por su propia naturaleza, tiende a apoyar los tratados de libre asociación. En julio del año pasado, la de Agricultura sí fue sensible a los intereses de la horticultura comunitaria y española, y votó en contra, por no haberse valorado suficientemente el impacto social y económico del acuerdo en la agricultura europea. La votación definitiva se producirá probablemente el 15 de febrero. A diferencia de lo que ocurre en las comisiones, los diputados no tendrán mandato imperativo, por lo que cobra más importancia las campañas del propio sector en el Europarlamento, la presión del Gobierno y la política de pasillos de los grandes partidos, PP y PSOE. Ya hay algo ganado: los eurodiputados socialistas españoles han anunciado que votarán en contra del tratado. Y es que el Gobierno anterior del PSOE había mantenido una postura ambigua, algo que no ha sucedido en la Junta, siempre contraria al acuerdo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios