La Policía italiana acude a la sede de Fitch tras el registro a S&P

  • La Fiscalía acusa a las agencias de calificación de supuestos delitos de especulación abusiva, manipulación de mercado y uso de información privilegiada.

Agentes de la Policía fiscal italianaacudieron a la sede de la agencia de calificación Fitch en Milán, tras el registro llevado a cabo el pasado jueves en las oficinas de Standard & Poor's (S&P) en la misma ciudad del norte de Italia, considerada la capital financiera del país.

Según informan los medios de comunicación italianos, las que definen como "comprobaciones y verificaciones" en las oficinas de Fitch se realizaron por orden de la Fiscalía de Trani (sureste de Itlia), que ya investiga a S&P y a Moody'spor supuestos delitos de especulación abusiva, manipulación de mercado y uso ilícito de información privilegiada.

Esta tanda de visitas policiales en Milán sucede a la del pasado 4 de agosto, cuando la Policía, también por orden de los fiscales de Trani, se incautó de varios documentos pertenecientes a Moody's y a S&P, las dos únicas agencias de las que hasta el momento se tiene constancia de que están siendo investigadas.

Las pesquisas de la Fiscalía de Trani surgen por sendas denuncias de asociaciones de consumidores italianas y en ellas está colaborando la Comisión Nacional del Mercado de Valores (Consob) italiana. Hasta el momento, la Fiscalía de Trani había informado de dos investigaciones paralelas: una primera abierta en enero de 2011 y que afecta a Moody's por el informe difundido el 6 de mayo de 2010 en el que se afirmaba, con los mercados abiertos, que el sistema bancario italiano estaba entre aquellos en riesgo ante los problemas financieros de Grecia.

Y una segunda, abierta el pasado verano, que corresponde a lasvaloraciones expresadas por S&P en tres ocasiones diferentes, una de las cuales planteaba dudas a primeros de julio sobre uno de los planes de ajuste presupuestario del Gobierno italiano antes de que este fuera al Parlamento y con los mercados también abiertos. Las dos otras ocasiones corresponden a sendos informes divulgados en mayo pasado, en los que la misma agencia ponía en perspectiva negativa la valoración crediticia de la deuda soberana de Italia y de varios bancos italianos.

Según los medios italianos, la Fiscalía de Trani ha ampliado recientemente su investigación también a la rebaja del pasado 13 de enero, junto a la de varios países de la zona euro, de la calificación de la deuda soberana de Italia en dos escalones, de "A" a "BBB+".

Los fiscales de Trani, capitaneados por Michele Ruggiero, acusan a las agencias de calificación de riesgos de haber manipulado el mercado con "juicios falsos, infundados o, en cualquier caso, imprudentes" sobre el sistema económico-financiero italiano.

Por parte de S&P resultan investigados los analistas Eileen Zhang, Frank Gill y Moritz Kraemer, toda vez que la responsable legal de la agencia en Italia, Maria Pierdicchi, acudirá el próximo viernes a declarar ante los fiscales en calidad de testigo. De Moody's resulta investigado en Trani el analista que firmó el informe del 6 de mayo de 2010, Ross Abercromby, mientras que de Fitch, que en las últimas semanas ha amenazado también con nuevas rebajas a la calificación de la deuda soberana de Italia, no se tiene hasta el momento información oficial de ninguna investigación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios