El Popular coge impulso en su 90 aniversario

  • El grupo financiero simplifica su imagen corporativa, que será adoptada por la red antes de dos meses Su actividad genera más de 36.800 empleos y aporta 4.120 millones al PIB

Comentarios 1

El Banco Popular arranca 2015 con fuerza. La entidad presidida por Ángel Ron simplifica su identidad corporativa -a partir de ahora sólo aparece en un fondo blanco la palabra Popular- para simbolizar el inicio de una nueva etapa en la que el banco se muestra más "robusto, flexible y ágil". "Una nueva imagen limpia, sencilla y directa", señaló Ángel Ron el pasado viernes durante la presentación de resultados de 2014, momento en el que desveló la renovación de su imagen.

A lo largo de los dos próximos meses, la red de oficinas irá adoptando la nueva identidad corporativa con la sustitución de todos los rótulos y vinilos. Los cambios irán acompañados en el futuro de mejoras internas, según explicó el grupo financiero, que incidió en que se presenta con un proyecto "muy claro de futuro y a largo plazo", razón por la que ha elegido una marca "sin elementos añadidos".

El Banco Popular ha superado la crisis reforzado y sin necesidad de ayudas públicas. Además, en los últimos cinco años ha incrementado su balance con movimientos de calado como la adquisición del Banco Pastor o el negocio minorista y de tarjetas de Citi.

La actividad corporativa del banco -tanto la directa como la inducida- aporta cuatro décimas al Producto Interior Bruto (PIB) de España, lo que supone un total de 4.120 millones de euros y una aportación equivalente a la de la industria del papel o la del sector del transporte aéreo, según un informe elaborado por PwC con datos referidos a 2013. En términos de empleo, la actividad corporativa del grupo contribuyó a la economía nacional con más de 36.800 puestos de trabajo.

Los efectos se multiplican al calibrar el impacto de la financiación concedida por el Banco Popular a sus clientes. La aportación al PIB asciende a 27.422 millones de euros, equivalente al 2,6% del total, lo que permitió la creación de casi 620.000 puestos de trabajo, entre el impacto directo de los receptores de la financiación, sus proveedores y el consumo de los empleados.

En cuanto a 2014, la entidad constata que "fue el año del cambio de tendencia", en palabras de Ángel Ron. La entidad cerró 2014 con un beneficio neto de 330,4 millones de euros, lo que supone un incremento del 31% respecto al ejercicio anterior. El grupo concedió un total de 21.855 millones de euros en crédito nuevo, lo que representa un alza del 3,4% respecto al ejercicio anterior, según los resultados presentados la pasada semana. De ese importe, 11.719 millones correspondieron a financiación nueva para pymes y autónomos, un 17,6% más que en 2013. Además, por tercer año consecutivo, Popular fue líder del sistema financiero español en créditos ICO, tanto en España como en Andalucía. En este sentido, Ron avanzó que el negocio de consumo será una prioridad para el banco en 2015, junto con el de pymes, autónomos y particulares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios