Rajoy no adelantará los presupuestos pese a las presiones de Bruselas

  • El Gobierno reitera que presentará las cuentas a finales de marzo, sin aclarar si será antes de las elecciones andaluzas · Bélgica, Italia y Holanda se suman a los países en recesión

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, rechazó adelantar la presentación de los presupuestos, a pesar de que la Comisión Europea ha apremiado a España a anunciar sus cuentas para avanzar en la reducción del déficit público. Rajoy justificó su decisión en que quiere cuentas públicas "creíbles" y que "se cumplan". "No estoy dispuesto a hacer unos Presupuestos que no sean verdad", manifestó literalmente el jefe del Ejecutivo al líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, en la reunión que mantuvieron ayer.

En el mismo sentido se manifestó la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. La "número dos" del Gobierno recordó que habitualmente se tardan nueve meses en elaborar unos presupuestos, pero ellos lo van a hacer en tres, pese a ser una ardua tarea que exige revisar "partida por partida" para ajustar las cuentas.

Sáenz de Santamaría no quiso responder a la pregunta de si el Gobierno presentará los presupuestos antes o después del 25 de marzo -fecha de las elecciones andaluzas y asturianas- y limitó a señalar que será antes de que acabe ese mes.

En cuanto a la polémica sobre la supuesta manipulación al alza del déficit, la vicepresidenta recordó que el Gobierno tiene prácticamente cerrados los datos de ejecución presupuestaria del conjunto de las administraciones públicas en 2011 para remitirlos a Bruselas, e insistió en que se conocerán a finales de febrero, como es habitual.

Las presiones de Bruselas se producen en un momento en el que Europa está atravesando un delicado momento económico. La Eurozona registró un retroceso de su Producto Interno Bruto (PIB) en el cuarto trimestre de 2011, el primero desde hace dos años, reavivando los temores de que entre en recesión en 2012.

El PIB de la Eurozona se contrajo 0,3% en el último trimestre de 2011, según estimaciones de la oficina de estadística europea Eurostat, que indicó además que el bloque formado por 17 países registró un crecimiento de 1,5% en el conjunto del año pasado. El retroceso del PIB en el último trimestre de 2011, el primero registrado desde el segundo trimestre de 2009 en la Eurozona, deja entrever que la unión monetaria entrará a comienzos de 2012 en recesión, que técnicamente se define por dos trimestres consecutivos de contracción.

Las estadísticas revelan que Bélgica, Italia y Holanda entraron en recesión en el cuarto trimestre al registrar dos trimestres consecutivos de caídas del PIB, mientras que Portugal, que ya se encontraba en esta situación, empeoró sus datos, al contraerse su economía un 1,3% frente a la caída del 0,6% del tercer trimestre. Estos países se suman a Grecia, que, si bien Eurostat no facilita sus datos trimestrales, se encuentra también en recesión y cerró el año con una importante caída del 7% del PIB. En el caso de Irlanda, solamente se dispone del dato del tercer trimestre, en el que el PIB retrocedió un 1,9%.

España se salvó en 2011 de un escenario de recesión, aunque su PIB se contrajo un 0,3% en el cuarto trimestre tras un crecimiento nulo en elanterior. En términos interanuales, la economía española avanzó un 0,3%. Italia, que registró una caída del 0,7% en el cuarto trimestre tras un retroceso del 0,2% en los tres meses inmediatamente anteriores, si se ha sumergido ya en plena recesión.

Llama la atención el caso de la locomotora alemana, cuyo PIB cayó un 0,2% en el último trimestre después de crecer aún un 0,6% entre julio y septiembre. Sin embargo, Francia, tras haber registrado una caída del 0,1% en el segundo trimestre, se recuperó algo en los dos siguientes. La recesión se confirmará si la crisis conduce a más países caer en el segundo trimestre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios