Rajoy pide a los agentes sociales que pongan algo de su parte en la reforma laboral

  • El presidente entiende que aunque el Gobierno legisle sobre las condiciones laborales, éstas no pueden ser una responsabilidad exclusivamente suya.

Comentarios 3

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado en que el Ejecutivo cumplirá con su responsabilidad para reformar el mercado de trabajo pero ha recalcado que "no lo puede todo" y ha insistido en apelar a los sindicatos y empresarios a "aportar algo de su parte". "Ésta no es una exclusiva responsabilidad del Gobierno, es de todo el mundo. Y cuando digo todo el mundo me refiero a las organizaciones sindicales y empresariales. Tendrán que aportar algo de su parte", ha manifestado Rajoy en la inauguración del VI Foro de Liderazgo Turístico de Exceltur.

Ante los representantes de un sector que ha considerado "clave" para la recuperación económica, Rajoy se ha referido a las reformas que el Ejecutivo pondrá en marcha en el próximo trimestre, y ha hecho especial hincapié en las del mercado del trabajo y el sector financiero. "Ya estamos manos a la obra. Tenemos por delante un año difícil, es cierto, pero los inicios de los grandes cambios son siempre la parte más difícil del camino", ha aseverado.

Ha dicho que la reforma laboral sentará las bases para un funcionamiento más eficiente del mercado de trabajo y garantizará de forma adecuada los derechos de los trabajadores. Su resultado, ha explicado debe ser un mercado de trabajo "en el que la evolución de los salarios se negocie de acuerdo con la evolución de la actividad económica y la situación de las empresas".

Asimismo, ha continuado Rajoy, la reforma hará que las condiciones laborales "se negocien en el ámbito territorial o sectorial óptimo para asegurar la competitividad económica y la sostenibilidad en el empleo".

Respecto a la reforma del sector financiero, ha asegurado que se centrará en el saneamiento de los balances "sin apelación a recursos públicos" y que, previsiblemente, generará una nueva oleada de reestructuraciones bancarias, "de la que resultarán menos entidades, pero lo suficientemente sólidas y solventes". "Las premisas son transparencia, saneamiento, concentración y solvencia", ha subrayado el jefe del Ejecutivo.

El presidente del Gobierno se ha detenido además en las primeras medidas adoptadas por el Consejo de Ministros para atajar la desviación al alza del déficit público y ha dicho que han sido "imprescindibles para salvaguardar la credibilidad del país y afirmar nuestra solvencia ante los inversores que financian nuestra economía". "Quiero dejar una cosa muy clara: las administraciones se van a apretar el cinturón como ya lo han hecho las familias y las empresas, pero siempre sin menoscabo de la calidad de los servicios públicos fundamentales", ha declarado.

Por el lado de los ingresos, se ha referido al "esfuerzo adicional pero también equitativo y temporal y en función del nivel de renta de los ciudadanos" que supone la subida de impuestos aprobada por el Ejecutivo. Rajoy ha recalcado que han intentado "ser justos" y no pedir nada "a aquellos que nada pueden dar", por lo que la única partida presupuestaria que aumentará es la revalorización de las pensiones. "Saldremos de la crisis con esfuerzos, no les quepa la más mínima duda, pero vamos a intentar salir sin perder nuestra innata condición de sociedad justa", ha continuado el presidente del Gobierno antes de subrayar que no enfrentarse a estos esfuerzos "sólo conduce a posponer la salida de la crisis indefinidamente".

Rajoy ha incidido en que España saldrá de la crisis aunque ha reconocido que "no vienen por delante los tiempos mejores". "El Gobierno ha marcado objetivos, ha fijado el rumbo y tendrá determinación y coraje para adoptar las decisiones que correspondan", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios