Reanult prepara un ERE para 2009 que afectaría a 5.500 empledos

  • Fue presentado el 20 de noviembre de 2005 aunque ahora pretende adaptarse a la situación de crisis del mercado.

Comentarios 10

Reanult España prepara un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) para principios de 2009, que afectaría a la totalidad de las plantillas de las dos plantas de Valladolid: cerca de 5.500 trabajadores de mano de obra directa, aunque la aprobación de este nuevo expediente no implica necesariamente que se desarrolle íntegramente. Este ERE lo presentó la empresa el 20 de noviembre de 2005, aunque fue negociado hasta el 31 de diciembre de 2007.

Renault sitúa en el punto de mira a 5.500 trabajadores de las dos plantas con las que cuenta en Valladolid: carrocería-montaje y motores. La empresa prepara un nuevo ERE para 2009 que, por primera vez, afectaría a la plantilla de motores, unos 1.600 empleados. No obstante, la aplicación de este expediente está condicionada a la evolución del mercado de la automoción de aquí a final de año. 

Sin embargo, las perspectivas no son nada favorables, por lo que la probabilidad de que el ERE sea comunicado próximamente en una reunión del Comité Intercentros a las organizaciones sindicales, es muy alta, según informaciones del Diario de Valladolid.

Lo más inmediato afecta a la planta de montaje, que parará 10 días en las próximas semanas, en el marco del ERE que permanece en vigor hasta el día 31 de diciembre. Estas paradas estarán cubiertas mediante la aplicación de la bolsa de horas, medida de flexibilidad introducida en Renault con el objetivo de evitar los expedientes de regulación de jornada.

Este nuevo ERE fue presentado por Renault el 20 de noviembre de 2005, aunque fue modificado en el transcurso de la negociación ligada al convenio colectivo todavía en vigencia hasta el 31 de enero de 2007. La empresa siguió, entonces, el procedimiento previsto por la normativa vigente, y lo presentó ante la Dirección General de Trabajo de la Junta. 

La aprobación del nuevo expediente no implica necesariamente que se desarrolle en su integridad. Para la empresa puede tener un carácter preventivo, con el fin de dotarse de un marco que le permita afrontar los descensos futuros de ventas. Y, dependiendo de la evolución de los acontecimientos, aplicarlo del todo o parcialmente.

La solicitud de la empresa en 2005 contemplaba la paralización de la producción durante 42 jornadas de producción en el período del 20 de noviembre de 2006 a 31 de diciembre de 2008 y para los centros de Carrocería-Montaje de Valladolid y de Villamuriel de Cerrato, así como la suspensión de un máximo de 1.300 trabajadores al día desde el 1 de enero de 2007 al 30 de junio de 2008, en Villamuriel y hasta el 31 de diciembre en Valladolid. 

Finalmente, la petición se redujo a 22 jornadas de producción para Carrocería-Montaje y 18 jornadas de producción para Palencia, según el documento firmado por los directivos de Renault y los representantes de UGT, CCOO y Confederación de Cuadros y Profesionales.

En el expediente presentado en 2005 se explicó que una de las causas que justificaban su aplicación era el descenso del mercado en Europa Occidental, por lo que se necesitaba "una solución inmediata en el tiempo". Ahora la evolución negativa de la compra de vehículos -cuya tendencia sigue imparable- será la causa justificativa del futuro ERE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios