Renfe reduce sus pérdidas a la mitad y eleva un 3% sus ingresos hasta junio

  • El número de pasajeros del AVE y Larga Distancia aumenta un 8% en el primer semestre

El Grupo Renfe cerró el primer semestre del año con unas pérdidas de 60,28 millones de euros, el 52,6% menos que en el mismo periodo de 2014, en el que perdió 127 millones, según datos de la empresa. Los ingresos totales crecieron el 3,1%, hasta 1.493 millones de euros, apoyados en unos mayores niveles de ocupación de los trenes. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) mejoró el 71% y se elevó a 126 millones de euros. Los ingresos por el transporte de viajeros crecieron el 4,2%, hasta los 994 millones de euros, en tanto que el área de mercancías y logística facturó 120 millones, el 2,9% menos.

Cuando asumió la Presidencia de Renfe hace nueve meses, Pablo Vázquez se marcó como objetivo mejorar la rentabilidad de la compañía y elevar la calidad de sus servicios, en especial el de Cercanías. La operadora, que en 2014 perdió 209 millones de euros, aspira a acabar con los números rojos en dos años y, según explicó Vázquez en un encuentro con la prensa, los resultados van mejor de lo previsto. "Los datos son muy positivos y confiamos en cumplir con los objetivos para este año", en el que Renfe prevé reducir las pérdidas a la mitad: 100 millones. Según Vázquez, la positiva evolución de la rentabilidad se debe a que "los trenes van más llenos".

El máximo ejecutivo de Renfe atribuyó el incremento de la ocupación al programa de fidelización de clientes puesto en marcha en junio, con el que, en sólo un mes, han captado 20.000 nuevos asociados. Los trenes AVE transportaron entre enero y junio a más de 9,5 millones de viajeros, lo que supone un incremento del 10% respecto al primer semestre de 2014, según los datos aportados por Renfe, que revelan un aumento de la ocupación de cinco puntos, hasta el 69%. En conjunto, los trenes de alta velocidad y larga distancia fueron utilizados por 15 millones de pasajeros, cerca del 8% más.

En el primer semestre del año, la ocupación media de los trenes de Renfe fue del 64%, 4,5 puntos más que un año antes; aunque en algunas líneas, como las que unen Madrid con Barcelona o Madrid con Sevilla, la ocupación se elevó hasta el 70%. "El objetivo era subir la ocupación cuatro puntos este año y lo estamos superando", señaló la directora de Operaciones de Renfe, Berta Barrero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios