Repsol gana el 53,3% menos en 2011 por Libia y el efecto Sinopec en Brasil

  • La petrolera suma un beneficio neto de 2.193 millones de euros

Comentarios 1

La petrolera Repsol logró un beneficio neto de 2.193 millones de euros en 2011, el 53,3 % menos que el año anterior, debido a la menor producción por el conflicto de Libia y a que en 2010 triplicó sus ganancias tras dar entrada en su filial de Brasil a la china Sinopec. También lastraron las cuentas de Repsol la situación de huelga y suspensión del programa de incentivos económicos Petróleo Plus, en Argentina.

El beneficio neto recurrente (sin extraordinarios), fue de 2.173 millones de euros, el 7,9 % menos que en 2010, ha informado hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El resultado neto recurrente CCS (que no tiene en cuenta la variación del valor de las existencias) bajó el 5,4 % y se situó en 1.923 millones de euros.

El área de Exploración y Producción (Upstream) logró un resultado de explotación recurrente de 1.301 millones, el 11,7 % menos, después de que los mayores precios del crudo (14,4 %) y del gas (29,6 %) junto con los menores costes exploratorios atenuaran la menor producción y la depreciación del euro frente al dólar.

En 2011, la producción de hidrocarburos de Repsol fue de 298.800 barriles equivalentes de petróleo al día, el 13,2 % inferior a la de 2010, debido a la menor producción de líquidos en Libia -donde retomó la actividad en octubre tras nueve meses de inactividad-, y las paradas de mantenimiento en Trinidad y Tobago. Repsol cerró el año con una tasa de reemplazo (que refleja la relación entre el petróleo que se extrae y las nuevas reservas que se descubren) del 162 %, frente al 131 % de 2010.

El resultado de la división de gas natural licuado (GNL) triplicó al de 2010 y se situó en 388 millones de euros gracias a los mayores volúmenes de producción por la entrada en operación de la planta de Perú LNG y los mayores márgenes de comercialización. El resultado del área de Downstream (refino, marketing, GLP, trading y química) bajó el 17,1 %, hasta 1.223 millones, lastrado por los menores márgenes de refino y la venta en 2010 de Refap (Brasil).

La filial argentina YPF aportó un resultado de explotación recurrente de 1.352 millones, lo que supone un descenso del 16,8 % respecto a 2010, debido a las huelgas que afectaron al sector petrolero, el aumento de costes y a la suspensión del programa de incentivos a grandes empresas Petróleo Plus. La producción de YPF, que realizó un importante descubrimiento de hidrocarburos en Vaca Muerta, bajó el 8,5 %, hasta los 495.100 barriles equivalentes de petróleo al día.

Gas Natural Fenosa, participada en un 31,2 % por Repsol, aportó a la petrolera un beneficio de explotación de 821 millones de euros, el 3,3 % menos que en 2010, por las menores ventas de electricidad y la ausencia de ingresos extraordinarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios