Repsol y Pemex sellan la paz con un acuerdo de colaboración mutua que durará diez años

  • El pacto establece que la firma mexicana no podrá sobrepasar el 10% del capital de la española

Repsol y Pemex firmaron ayer un acuerdo de intenciones para negociar una alianza estratégica en la que se fijará, entre otros aspectos, la estabilidad de la participación de la petrolera mexicana, que no podrá bajar del 5 % ni exceder el 10% del capital de la española.

Según comunicaron ayer ambas compañías, Pemex y Repsol se han comprometido a negociar una "alianza industrial estratégica" que contribuya al mejor desarrollo de sus planes empresariales y "permita establecer vías y mecanismos para la cooperación mutua". Entre los detalles del acuerdo -que durará 10 años y que supone la vuelta a la normalidad de las relaciones tras meses de tensiones- está el apoyo expreso al plan estratégico y a la estructura actual de gobierno en Repsol, así como "la evaluación de las oportunidades de negocio que puedan resultar de interés mutuo".

Pemex controla actualmente el 9,49 % de Repsol, tras ampliar el verano pasado su participación en virtud del acuerdo alcanzado con Sacyr, en ese momento máximo accionista de Repsol con un 20%, y que terminó rompiéndose en diciembre. Este pacto, por el que las dos empresas unían sus participaciones y cuestionaban la gestión de Repsol, tensó las relaciones de Pemex, un accionista industrial histórico, con la petrolera española.

La alianza abarcará las áreas de negocio de exploración y producción (Upstream) y Gas Natural Licuado (GNL) en América y de refino y comercialización (Downstream) en América, España y Portugal. Asimismo, Pemex contará con Repsol como aliado en México para evaluar y promover las oportunidades de negocio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios