Ryanair cierra su base de Valencia tras no lograr subvenciones

  • La marcha de la 'low cost' supone la pérdida de 750 empleos y 750.000 pasajeros

Sin subvenciones públicas no hay negocio. Ryanair cumplió ayer su amenaza y anunció que va a cerrar la base de operaciones del aeropuerto de Manises (Valencia) tras fracasar las negociaciones para que el Ejecutivo autonómico le concediera ayudas ligadas al marketing exterior de la comunidad, como sí ha hecho con Air Nostrum (Grupo Iberia). El vicepresidente de la empresa irlandesa de bajo coste, Michael Cawley, vinculó la decisión de la aerolínea con la ausencia de subvenciones y aseguró que la otra base que mantienen en Alicante no tendrá crecimiento y su situación se revisará en el futuro.

La decisión del grupo supone la pérdida de 70 conexiones que aportan un tráfico de 750.000 pasajeros. Además, Ryanair emplea en Valencia a 750 personas.

El Gobierno valenciano calificó la postura de Ryanair como "un ultimátum" y aseguró que ya está negociando con la española Clickair para que asuma parte de las rutas que venía explotando Ryanair.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios