El SIP de la CAM y Cajastur prevé para 2015 un beneficio de 1.500 millones de euros

  • Con una solvencia proyectada del 14% y una eficiencia del 45%, vaticinan "un futuro magnífico"

El sistema institucional de protección (SIP) constituido por la CAM, Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria prevé alcanzar en 2015 un beneficio antes de impuestos de cerca de 1.500 millones, una solvencia del 14% y una eficiencia del 45%. Explicó el plan el presidente de Caja Cantabria, Enrique Ambrosio, en su primera comparecencia ante los periodistas tras la firma, el pasado 27 de julio, del contrato de integración entre las cuatro entidades de ahorro para conformar el quinto grupo financiero del país.

Ambrosio afirmó que esta previsión augura un "futuro magnífico" tras un "inmenso trabajo" que habrá que llevar a cabo para "poner en pie" el quinto banco del país, que, señaló, "quizá" comience a funcionar a "principios de 2011". Sin embargo, primero hay que negociar con los comités de empresa de las cuatro entidades el acuerdo laboral que supone esta integración y cuyo "impacto" en el empleo "no está determinado", pero que "será mínimo" respecto al número de oficinas. Las cuatro cajas dispondrán de hasta 200 oficinas en Madrid y cerca del centenar en Barcelona.

El presidente de Caja Cantabria señaló que, una vez se apruebe el acuerdo laboral, se celebrarán "a finales de septiembre" las asambleas de las cuatro entidades, para que ratifiquen de forma definitiva la integración. "Esperamos consolidar balances a 31 de diciembre".

"Las cajas han sabido competir con éxito, con notable éxito, en un mercado como el español que es el más competitivo del mundo. Por lo tanto, el negocio bancario las cajas saben hacerlo extraordinariamente bien", aseveró Ambrosio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios