S&P amplia su amenaza de rebaja a un mayor número de 'ratings' de los bancos españoles

  • La agencia decide incluir en su revisión a Bankia, Ibercaja, Bankinter y Banca Cívica.

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's ha decidido ampliar el número de ratings de la banca española que están en revisión para una posible rebaja, tras su decisión de recortar en dos escalones la nota de España, desde AA- hasta A  y ha anunciado que tiene previsto tomar una decisión sobre todas las revisiones dentro de las próximas dos semanas. 

En concreto, la firma ha decidido incluir en su revisión el rating de emisor de deuda a corto plazo A-2 de Bankia, Ibercaja, Bankinter y Banca Cívica y la calificación de la deuda a largo plazo BBB de Banca Cívica, así como otras cuatro notas de entidades españolas correspondientes a su papel de emisores de otros productos. 

De esta forma, Banca Cívica apunta, en una comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que "como consecuencia de la bajada del rating de España desde AA-/A-1+ hasta A/A-1 del pasado 13 de enero del 2012" esta agencia de calificación ha decidido "cambiar la perspectiva del rating de largo plazo y corto plazo de Banca Cívica, desde perspectiva negativa a perspectiva con Vigilancia Negativa (CreditWatch Negative)".

Por otro lado, Standard & Poor's situó el pasado 8 de diciembre en revisión los ratings de 15 bancos españoles, como consecuencia de su decisión de poner en vigilancia con implicaciones negativas la calificación de España. En concreto, esta decisión afectó al rating a largo plazo de 12 instituciones financieras españolas y a la calificación a corto plazo de 14, mientras que otras tres entidades mantenían el proceso de revisión iniciado en octubre. 

En este sentido, la agencia señala que ha actualizado los motivos por los que colocó a estas entidades en vigilancia para una posible rebaja, un proceso que podría incrementar potencialmente la magnitud de cualquier rebaja, que será previsiblemente de uno o dos escalones en las notas a largo plazo y mayor en otro tipo de calificaciones, especialmente para las entidades que pasen al grado de 'bono basura'.

La decisión de ampliar los ratings en revisión refleja las amplias implicaciones que podrían surgir si revisa su evaluación de los riesgos económicos y empresariales del sector bancario español, lo que podría llevar a reducir el respaldo que considera tiene los bancos que operan en España y, posteriormente, sus calificaciones. 

En esta misma línea, también añadió que la reciente rebaja de la deuda soberana podría afectar a las calificaciones de los bancos si la agencia reduce o retira el impacto positivo que tiene en la nota de los bancos un potencial apoyo extraordinario del Gobierno español 

Asimismo, subraya que el recorte del rating de España podría afectar también a las calificaciones de que aquellas entidades que tienen actualmente una mejor nota que la deuda soberana española.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios